¿La delfinoterapia tiene poderes curativos?

A la fecha, no hay evidencia que permita afirmar que la delfinoterapia tiene efectos favorables duraderos en niños con desórdenes mentales, mucho menos en lo relativo a la curación por ultrasonido. (Foto: elheraldodexalapa.wordpress.com) 

A la fecha, no hay evidencia que permita afirmar que la delfinoterapia tiene efectos favorables duraderos en niños con desórdenes mentales, mucho menos en lo relativo a la curación por ultrasonido. (Foto: elheraldodexalapa.wordpress.com) 

Mucho tiempo atrás los seres humanos han creído que los delfines tienen poderes curativos, especialmente en los niños que sufren algún tipo de desorden neurológico como retraso mental, autismo o, incluso, cáncer. Pero, ¿nadar a su lado es realmente beneficioso o solo una ilusión mercantil?

 

Especialistas han revisado muchos artículos publicados en revistas científicas por los defensores de la ya conocida "delfinoterapia" y encontraron fallas en sus metodologías que vuelven inválidas sus conclusiones de supuesto éxito, publica la revista Quo en su edición de febrero.

 

Los rasgos positivos con los que se asocia al delfín (cooperativo, juguetón, amigable, compasivo) provocaron que algunos médicos y psicólogos los reclutaran por sus posibles efectos terapéuticos en miembros de la especie humana, teniendo como eje central a los niños.

 

Si se buscara un culpable de lo que con el tiempo se conoció como Terapia Asistida por Delfines (TAD), los señalamientos se dirigirían hacia el neurólogo John Lilly, quien a finales de los años 50 realizó polémicos experimentos para determinar si los delfines podían aprender a ‘hablar’ con las personas, con resultados negativos.

 

 

Tomado de cnnexpansion.com

31 de marzo de 2014, 16:03

cerrar