Latinos en EE.UU. lamentan el freno a la reforma migratoria de Obama

Una decisión y 5 millones de vidas en juego. El Tribunal Supremo dio un duro revés a la reforma migratoria promovida por Barack Obama con un empate técnico en su votación que la mantendrá bloqueada.

El fallo para decidir la protección de deportación de millones de inmigrantes indocumentados quedó dividida entre los cuatro jueces liberales y los cuatro conservadores del tribunal. Con este resultado la votación anula la iniciativa al menos durante el fin del período de Obama.

El empate no deja precedente pero deja en efecto la decisión del tribunal inferior que corresponde al tribunal federal de apelaciones de Nueva Orleans que determinó que el gobierno no tenía autoridad de proteger a unos 4 millones de inmigrantes. 

Durante su segunda legislatura, Obama ha promovido la protección de los migrantes con las acciones diferidas, la llamada DACA (Acción Aplazada para las Llegadas de Niños, por sus siglas en inglés) y DAPA (Acción Diferida para los Padres de Estadounidenses y de Residentes Legales).

Obama lamentó la decisión que se había tomado y recordó que EE.UU. ha sido históricamente un país de inmigrantes.

A las afueras del tribunal miles de migrantes protestaron ante la decisión. Entre ellas la guatemalteca María de León Barrios, que lleva trece años en el país, en los que ha tenido dos hijos estadounidenses y expresó a la agencia EFE que se sentía "traicionada" por la justicia.

En Guatemala

"Es un motivo de tristeza", comentó el presidente Morales durante una actividad en la Fuerza Aérea Guatemalteca en la que recibió un avión de guatemaltecos deportados.

Según Cancillería, esta decisión afecta a 2 millones de inmigrantes guatemaltecos residentes en EE.UU. que podrían haber visto frenar sus deportaciones con acciones como brindarles permisos de trabajo.

*Con información de EFE y La Tercera

23 de junio de 2016, 19:06

cerrar