Lecciones financieras de una paca

Los niveles de economía obligan a los guatemaltecos a adquirir ropa de segunda mano. (Foto Internet)

Los niveles de economía obligan a los guatemaltecos a adquirir ropa de segunda mano. (Foto Internet)

Si alguna vez has comprado en una paca sabes que puedes conseguir precios muy bajos por ropa de muy buena calidad. Si nunca has probado comprar en una paca, puede que te estés perdiendo de una ventaja para tus finanzas a la hora de vestir. 

Las pacas en nuestro país se han convertido en un negocio millonario y por ello te comparto 5 lecciones que este fenómeno puede enseñarnos para nuestro dinero. 

1. La moda se deprecia

¿Cómo puedes comprar algo que en Boston costaba 100 dólares a 100 quetzales? Aparte del excedente de fábricas y tiendas, la razón es que la moda pierde valor, por la continuidad de su producción y por las abundantes opciones de ropa.

Contrario a un pedazo de tierra, cuyo valor suele aumentar porque es un bien escaso, la ropa tiende a perder valor muy rápido. 

Por ello si gastas más dinero en ropa de lo que ahorras mensualmente, estás poniendo tu patrimonio en mal camino. 

2. Pagas con tiempo o con dinero

Si bien una ganga de paca te puede generar una sonrisa, recuerda que para buscar la prenda o artículo atinado, pagas un precio y lo haces con tu moneda más escasa e irremplazable: el tiempo. 

3. Un nuevo diseño no hace obsoleto al anterior

Justo como sucede con automóviles y teléfonos, el hecho que salga una nueva moda no hace que la ropa de la temporada pasada pierda uso. Si estás dispuesto a esperarte un poco para realizar cualquier compra, te evitas el costo extra que implica estar a la vanguardia. 

La paciencia para comprar es como una tarjeta de descuentos inmediatos. 

4. Las pacas son un servicio "disruptivo"

Gracias a este servicio, no tienes que viajar a Miami para adquirir ropa americana y aunque se le critica por afectar a las economías locales, las pacas son un ejemplo de cómo la globalización ha causado que más personas puedan acceder a bienes que antes solo gozaba el primer mundo. 

El impacto para tus finanzas personales puede ser positivo si gastas menos de tus ingresos en ropa que lo gastaron tus padres hace una generación y le pones atención a cómo usar ese sobrante para incrementar tu nivel de ahorros. 

5. La "pena" es el mayor enemigo de tus finanzas

Si eres de los que no le contaría ni a su almohada dónde compraste esa prenda y mucho menos a los compañeros de trabajo, es importante que observes cómo esa "pena" se puede trasladar a otras áreas de tus finanzas personales. 

Ese mismo sentimiento quizá hace que no te atrevas a consultar los precios en el restaurante antes de ordenar, a decir "no muchá, eso no está en mi presupuesto", a endeudarte por tener la misma bolsa que tus amigas del cuchubal o a comprometer tu futuro por tener la décima manzana. 

Si este es el caso, recuerda que en la medida que sientas menos pena de lo que otros puedan pensar de tus decisiones financieras, vas a poder tener unas finanzas personales más sanas y basadas en las prioridades que tú has determinado son las importantes. 

Más de Daniel Herbruger:

02 de julio de 2018, 17:07

*Las opiniones publicadas en las columnas son responsabilidad de su autor, no de Soy502
cerrar