El legado de San Josemaría en Guatemala

San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei y canonizado en el 2002 por Juan Pablo II, con su ejemplo de vida, ayudando a pobres y enfermos se encomendó a una misión, promover la santidad para cualquier persona a través del trabajo.

Esto fue algo muy novedoso en aquella época, 1928, cuando se pensaba que solo pocas personas religiosas podían ser santas.

Opus Dei proviene del latín “obra de Dios”, y de allí precisamente se desprende el núcleo del mensaje de que el trabajo es un medio para alcanzar la santidad.

En Guatemala, la Prelatura del Opus Dei brinda ayuda a través de diversas instituciones educativas para formar jóvenes profesionales que puedan desempeñarse laboralmente en cualquier industria. 

Además de capacitarlos en materia de educación y labores, también se han dedicado  a la tarea de inculcar principios morales que puedan ser aplicables tanto en el ámbito laboral como personal.

La idea es formar mejores guatemaltecos que estén dispuestos a dar lo mejor de sí mismos en cualquier área que se desempeñen, para que tengan mejor calidad de vida, y de la misma manera puedan contribuir a formar una mejor sociedad.

Para conmemorar el 40 aniversario de la venida de San Josemaría a Guatemala, la oficina de información de la Prelatura del Opus Dei ha realizado un documental de la labor que han hecho en nuestro país, ayudando a miles de guatemaltecos y guatemaltecas.

Puedes ver aquí el documental completo:

 

18 de diciembre de 2015, 16:12

cerrar