Leicester festejó su título en casa con Andrea Bocelli como invitado

El Leicester City festejó su histórico título de la Premier League logrado el pasado lunes con un triunfo ante el Everton por 3-1, este sábado en la jornada 37.

Después de conquistar el título fuera del césped (gracias al empate a dos goles del Tottenham ante el Chelsea el pasado lunes), el último partido de la temporada del equipo revelación de la Premier en el King Power Stadium se convirtió en una fiesta para el campeón.

El capitán Wes Morgan y el técnico Claudio Ranieri recibieron tras el encuentro el trofeo que acredita al Leicester City como campeón de la Premier League.

"He notado algo increíble al tener el trofeo en mis manos. He tenido que contenerme las lágrimas. Es como un sueño, pero hecho realidad y solo quiero vivirlo", declaró el jugador jamaicano.

En un estadio absolutamente lleno desde horas antes del partido, algunos aficionados llegaron a pagar 10 mil euros en la reventa por asistir en directo este partido histórico, los jugadores del Everton hicieron el pasillo a los del Leicester por su título, el primero en los 132 años de historia de este modesto club.

También actuó el tenor italiano Andrea Bocelli, amigo de Claudio Ranieri, el veterano entrenador italiano artífice de la gesta del modesto club del norte de Inglaterra.

10 mil euros por una entrada

El cantante italiano, vestido con la camiseta azul de los "Foxes" interpretó varias canciones, entre ellas una emocionante versión del Nessum Dorma, la conocida pieza de la ópera Turandot de Puccini, ante la que Ranieri apenas pudo ocultar sus lágrimas.

Una marea de miles de seguidores vestidos de azul, el color del uniforme del equipo, ya estaban en los alrededores del estadio del Leicester varias horas antes del pitido inicial.

Algunos de ellos, incluso, se disfrazaron de pizza como homenaje a Ranieri, el artífice del histórico y sorprendente triunfo del Leicester en la Premier League, un título que se pagaba 5.000/1 en las casas de apuestas antes del inicio del campeonato.

"Ha sido una temporada de locos, extraña, pero hemos sido increíblemente regulares", destacó Ranieri. "Me he encontrado con gente que ha trabajado muy duramente. Las bases son sólidas. Comencé a creer (en el título) tras la victoria contra el Mánchester City. Incluso para mí es un momento fantástico y no soy el más joven", bromeó el veterano entrenador.

07 de mayo de 2016, 15:05

cerrar