Lester y un bateo oportuno fue la clave en el triunfo de los Medias Rojas

Jon Lester lleva la ruta ganadora de los Medias Rojas de Boston, sobre los Rays de Tampa Bay en el primer juego de la serie divisional de la Liga Americana. (AFP).

Jon Lester lleva la ruta ganadora de los Medias Rojas de Boston, sobre los Rays de Tampa Bay en el primer juego de la serie divisional de la Liga Americana. (AFP).

No pudieron comenzar mejor la fase final los Medias Rojas de Boston al ver como su abridor Jon Lester lanzó pelota dominante y tuvo el apoyo de un bateo oportuno que destrozó a los Rays de Tampa Bay, a los que vencieron por paliza de 12-2 en el primer partido de la serie división de la Liga Americana que disputan al mejor de cinco juegos.
 
Lester (1-0) se asentó con la amplia diferencia y apoyo que le dio la ofensiva de los Medias Rojas al cubrir siete entradas y dos tercios en los que cedió tres imparables y dos carreras.
 
Además, retiró a siete bateadores rivales por la vía del ponche, dio dos bases por bolas y entre el cuarto y séptimo episodio mandó de forma consecutiva con el bate al hombro a 11 enemigos que salieron a la caja de bateo.
 
El relevista japonés Junichi Tazawa sacó el último "out" del octavo episodio y Ryan Dempster se encargó de trabajar el noveno con un hit permitido.
 
Si el pitcheo hizo su trabajo, el bateo de los Medias Rojas fue poderoso con el veterano toletero dominicano David Ortiz siendo protagonista al favorecer errores de la defensiva de los Rays que no dieron su mejor versión.
 
Un elevado de Ortiz a lo profundo del jardín derecho parecía de puro trámite para Wil Myers, pero el guardabosques de los Rays se despistó y dejó que la pelota cayese al césped.
 
Las consecuencias fueron nefastas para los Rays porque le abrieron el camino del triunfo a los Medias Rojas.
 
El doble por libro de Ortiz abrió las puertas para un racimo de cinco carreras en la cuarta entrada que permitió al equipo de Boston conseguir una gran victoria y la ventaja de 1-0 en la serie.
 
Un par de cuadrangulares solitarios, del jardinero izquierdo Sean Rodríguez y del segunda base Ben Zobrist, pusieron en ventaja 2-0 a los Rays, cuyo abridor Matt Moore no cedió imparables en las tres primeras entradas.
 
 
Pero un rosario de fallos de fildeo de los Rays, un equipo que goza de la reputación de ser uno de los mejores en cuanto a defensa en las Grandes Ligas, saboteó la apertura de Moore (0-1), que cargó con la derrota.
 
La ofensiva de los Medias Rojas mandó a diez peloteros a batear en un fatídico cuarto episodio de los Rays, en el que un doble productor de dos carreras del primera base Mike Napoli niveló 2-2 el juego.
 
Si Myers había dejado caer la pelota del batazo de Ortiz, Rodríguez midió mal una línea del tercera base Will Middlebrooks que se estrelló contra la pared del Monstruo Verde, del Fenway Park, lo que permitió que el campocorto Stephen Drew anotase desde la primera.
 
En la jugada previa, Drew se embasó con un roletazo por la inicial, al tardarse Moore para recibir el tiro del primera base James Loney, lo que facilitó que el jardinero izquierdo Jonny Gomes anotara desde la intermedia.
 
El jardinero central Jacoby Ellsbury se ponchó abanicándole, pero un pásbol del receptor venezolano José Lobatón anuló el que hubiese sido el tercer "out", y un posterior sencillo al derecho del jardinero Shane Victorino remolcó a Drew.
 
Lo anecdótico de todo fue que ninguna de esas jugadas fue anotada como un error, sino como acciones normales que se dieron dentro del juego defensivo de los Rays.
 
Myers -candidato al Novato del Año- vivió un verdadero suplicio al escuchar cómo su apellido era coreado sarcásticamente por los fanáticos de los Medias Rojas.
 
Los Rays, acusaron los efectos de los constantes viajes que les tocó hacer desde el pasado 23 de septiembre, la última vez que jugaron un partido en su campo.
 
El Fenway Park de Boston era el quinto parque distinto que los Rays visitaban en las últimas dos semanas, período en el que primero debieron ganar un juego de desempate en Arlington (Texas) ante los Vigilantes y luego el duelo de comodín de la Americaqna, en Cleveland, contra los Indios.
 
Los Medias Rojas no tuvieron piedad y acabaron de despegarse en el marcador con tres carreras más en el quinto episodio, dos mediante un doblete del receptor Jarrod Saltalamacchia y un sencillo de Ellsbury.
 
Moore no pudo pasar del quinto episodio al permitir siete imparables y ocho carreras -siete limpias- con cuatro ponches y dos bases por bolas.
 
El segundo juego será este sábado, en el mismo escenario del Fenway Park, de Boston, donde los Medias Rojas buscaran ponerse 2-0 arriba con el abridor derecho John Lackey en el montículo frente a David Price, el estelar de los Rays, que el lunes pasado cubrió la ruta completa en el desempate ante los Vigilantes.

04 de octubre de 2013, 18:10

cerrar