La madre de un niño con cáncer lo medicó de la peor manera

El caso tuvo lugar en el Hospital de Niños Riley, ubicado en Indiana, Estados Unidos. (Foto: iudm.org)

El caso tuvo lugar en el Hospital de Niños Riley, ubicado en Indiana, Estados Unidos. (Foto: iudm.org)

Los padres siempre velan por el bienestar de sus hijos y hacen todo lo que está a su alcance para que estén saludables, y mucho más están dispuestos a hacer cuando estos padecen de alguna enfermedad, aunque no todos consideran sacrificarse por sus herederos.

Por desnaturalizado que parezca, Tiffany Alberts, una madre de 41 años de Indiana, Estados Unidos, enfrenta cargos por inyectar materia fecal a su hijo enfermo de cáncer. 

El adolescente de 15 años, recibía quimioterapia en el Hospital de Niños Riley, pero los médicos notaron que sufría retrocesos inexplicables en su tratamiento, experimentando severas diarreas, fiebre y vómitos. Inicialmente sospecharon que se trataba de efectos secundarios de las medicinas, pero lo descartaron tras hacerle análisis de sangre.

Tiffany Alberts fue capturada y luego liberada tras pagar una fianza de 80 mil dólares. (Foto: Infobae)
Tiffany Alberts fue capturada y luego liberada tras pagar una fianza de 80 mil dólares. (Foto: Infobae)

Al obtener los resultados, los médicos descubrieron que había rastros de heces en sus células y comenzaron a investigar cómo podría haber ocurrido, por lo que las autoridades del hospital decidieron colocar cámaras en la sala de cuidados intensivos donde se encontraba el niño, donde descubrieron cómo Alberts inyectaba una sustancia desconocida en el brazo de su hijo.

Tras ser acusada en la Oficina de Abuso Infantil de Indiana, Alberts dijo que le había inyectado "agua" porque la medicina que le daban lo "quemaba". Sin embargo, debió admitir lo evidente y confesó que fue ella quien introdujo restos de su propia materia fecal en su cuerpo, con lo que pretendía que su hijo fuera trasladado a otra unidad donde fuera "tratado mejor".

  • OTRO CASO:

Luego de la "medicina" suministrada por su madre, sufrió un choque séptico que podría resultar fatal para su tratamiento de quimioterapia.

Las autoridades detuvieron a la mujer, quien recuperó la libertad al pagar una fianza de 80 mil dólares y pesa sobre ella una prohibición de entrar en contacto con su hijo.

*Con información de Infobae

28 de noviembre de 2016, 12:11

cerrar