Circunvalaciones de Chimaltenango y Barberena serán de pago

A lo largo del territorio nacional se presentan varios puntos en las carreteras que concentran una gran afluencia de vehículos con lo que se forman largas filas. Dos de los casos más comunes son Chimaltenango y Barberena, Santa Rosa

Ambos cuentan con un proyecto de libramiento vehicular de anteriores legislaturas y que Otto Pérez Molina no fue capaz de concluir. Ahora la nueva administración quiere retomar y concluir para mejorar las comunicaciones del país. No obstante, todos los libramientos que se proyecten tendrán un peaje que administrará un empresa concesionaria, según explicó Armando Fuentes Roca, director de Caminos del Ministerio de Comunicaciones.

Fuentes Roca destacó que con este manejo administrativo se consigue mantener el estado de la carretera y se pueden financiar otros proyectos futuros.

El más avanzado es el tramo del desvío Pueblo Nuevo Viñas-Barberena (NOG 27677), que fue adjudicado en 2005 a la empresa Constructora Nacional, S.A. (Conasa), por 58 millones de quetzales en 2005. Más de diez años después, el proyecto se espera concluir a finales de 2016, después de que se modificara en varias ocasiones el contrato original el valor de 360 millones de quetzales, que incluye el presupuesto de la empresa supervisora (Consisa).

Además, se calcula que se requieran cerca de 180 millones para concluir el 32% que queda.

El proyecto inicia en la Ruta CA-01 Oriente, en el desvío a Pueblo Nuevo Viñas (km 41) y finaliza al pasar Barberena (km 59), después de recorrer aproximadamente 17 kilómetros de concreto y de liberar también la población de El Cerinal.

Chimaltenango

Estudios de tráfico demuestran que se hace un promedio de una hora cada vez que se quiere cruzar el municipio. Es por ello que en mayo de 2014, Conasa una vez más se adjudicó este proyecto (NOG 2742055) en la CA-1 Occidente por un monto de 312 millones de quetzales.

El proyecto tiene una longitud de 15.3 kilómetros de asfalto que se concluirán en 2018, aunque aún se encuentra en una fase muy inicial liberando los derechos de vía. 

El desvío comienza en El Tejar (km.48) y llega hasta un poco antes de que comience la recta de Zaragoza (km.62).

"Por el momento no vamos más allá de 3-4 kilómetros pero a partir del próximo verano se espera avanzar más rápido", señaló.

Cuando la nueva carretera de peaje quede terminada se podrá cruzar el municipio en 15 minutos. 

Otros proyectos

Fuentes aseguró que se tienen pensados otros puntos donde el tráfico es conflictivo y que se podrían financiar con los fondos venideros del usufructo.

Uno de esos puntos que mencionó Fuentes es la costa del Pacífico (CA-2), donde se podría construir un desvió desde el puesto del Maga, hacia el kilómetro 140 hasta salir a Santa Cruz Muluá

De esta forma se librarían municipios como Cuyotenango y San Bernardino.

01 de julio de 2016, 08:07

cerrar