Libros y recuerdos, los mejores momentos vividos por los maestros

El maestro es uno de los primeros personajes con los que interactúan los niños. Algunos son vistos como padres o madres, otros como hermanos y hasta han llegado a ser considerados como amigos. 

Durante la celebración del quinto Congreso de Educación celebrado en la Universidad del Valle, decidimos ir a buscar a varios de ellos para que nos contaran las experiencias más bonitas o conmovedoras que les ha tocado vivir en las aulas o fuera de ellas. 

Mirna Torres y Karencita

La maestra Mirna Torres trabaja en la Escuela Tecún Umán de Bárcena, Villa Nueva y tiene una amiguita especial en el establecimiento donde imparte sus conocimientos. Karen es una pequeña que actualmente cursa segundo primaria, pero que es un ser muy querido por la docente y sus alumnos.

“Ella sufrió un accidente hace mucho tiempo cuando se le introdujo un compás en el ojo. Debido a la gravedad del accidente, lo perdió. Yo no sabía que eso le había pasado hasta que una persona que la cuida me contó la situación”, relata la maestra. 

“Desde que lo supe, nunca les dije nada a sus demás compañeros, pero ellos notaron que tenía problemas para ver. Yo siempre les comentaba que los niños debían cuidar a las niñas y así fue cómo todos están pendientes de ella. Ahora está en segundo grado con otra maestra, pero siempre me va a saludar y a abrazar”, explica Torres.

Mildred y el niño cineasta

La seño Mildred Fuentes tiene como objetivo apoyar a sus alumnos, aunque para muchos parezca algo inalcanzable. 

“Me encanta escucharlos y tratar de apoyarlos. En una oportunidad tuve un alumno que me contó que el quería ser productor de cine, trabajar para Disney. Afortunadamente conocí a alguien que trabajó en los efectos especiales para la película Las Crónicas de Narnia que iba a dar una conferencia en Guatemala”, recuerda con emoción la maestra.

“Hablé con la mamá y le dije que quería invitar al pequeño a la conferencia que iba a dar esta persona. El productor y el niño se encontraron, llenando de emoción al pequeño y agradecido por la sorpresa que le dio su maestra. Por más imposibles que parezcan los sueños de los niños, los padres y los maestros deben complementarse para impulsarlos para alcanzar sus metas cuando sean grandes”, finaliza. 

Hermes y el rencuentro con su amigo

Hermes Batres es un consultor en educación que participó en el quinto Congreso de Educación. Nunca pasó por su mente que en ese lugar se volvería a ver con un viejo amigo al que no veía desde hace unos 12 años.

Hermes y Byron se volvieron a ver tras 12 años. Se pusieron al día de sus actividades y recordaron los recuerdos cuando trabajaban juntos. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
Hermes y Byron se volvieron a ver tras 12 años. Se pusieron al día de sus actividades y recordaron los recuerdos cuando trabajaban juntos. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

“Teníamos más de 10 años de no vernos ya que el se fue al extranjero y alegremente en este congreso nos volvimos a ver. Siempre hay un espacio de interacción con los alumnos, pero también lo hacemos entre los maestros con quienes compartimos momentos especiales durante nuestra carrera”, cuenta. 

La seño Sheny y la entrevista de su vida

En una ocasión, la seño Sheny Peña retó a sus estudiantes a entrevistar a personajes importantes de Guatemala. Ella les pidió que no fuera del entorno familiar, sino que tuvieran un impacto para nuestro país. 

“Una niña me dijo: yo voy a entrevistar a Álvaro Arzú porque usted lo admira seño. Yo me sorprendí, aunque pensaba que le iban a decir que no. Ella fue a dejar la solicitud a la municipalidad junto a su papá, en esa misma semana ella recibió la llamada de la secretaria del alcalde para decirle que la esperaba en su oficina”, cuenta alegremente la seño Sheny.

La tarea consistía en entrevistar a personajes importantes de Guatemala y la alumna de la maestra Sheny obtuvo una con el alcalde Álvaro Arzú. (Foto: Facebook Álvaro Arzú)
La tarea consistía en entrevistar a personajes importantes de Guatemala y la alumna de la maestra Sheny obtuvo una con el alcalde Álvaro Arzú. (Foto: Facebook Álvaro Arzú)

“Ella llegó, se sorprendió y estaba nerviosa de conocerlo. Pero como llevaba las preguntas preparadas pudo continuar con la entrevista. Cuando terminó, Arzú le preguntó por qué había solicitado hablar con él. La pequeña le contestó: ‘mi maestra lo admira y por eso quise venir con usted’, antes de despedirse el alcalde le regaló dos libros, uno para ella y otro para mí, fue una bonita experiencia para las dos”, cuenta. 

Erica Castillo y su querido estudiante

La maestra Erica recuerda que siempre ha tratado de llevarse bien con sus alumnos. Pero hay uno que se convirtió en su ángel guardián cuando más lo necesitaba. 

“Una vez necesitaba sangre porque me iban a practicar una operación y ni un familiar me pudo apoyar en ese momento. Increíblemente Dios puso en el camino a un exalumno, quien sin pensarlo llegó al hospital junto a su papá y su hermana para apoyarme”, manifiesta.

“Fue el momento más difícil de mi vida y le agradezco mucho por haber estado a mi lado cuando más lo necesitaba. Fue increíble porque ya no lo vi solo como alumno, sino como un gran amigo”, relata con mucho sentimiento. 

Así como ellos, hay cientos de maestros que guardarán en su memoria y en su corazón momentos imborrables propiciados por sus alumnos y agradecidos con la vida por darles la oportunidad de ser los guías de las futuras generaciones del país.

25 de junio de 2016, 08:06

cerrar