Líder del PSOE buscará la jefatura del gobierno español

Pedró Sánchez, es actualmente secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). (Foto: EFE)

Pedró Sánchez, es actualmente secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). (Foto: EFE)

Este martes 1 de marzo, el líder socialista español Pedro Sánchez, pedirá a un parlamento hostil que le permita formar gobierno, en una apuesta casi imposible sin ayuda de la izquierda, especialmente de Podemos, que por ahora se la niega.

El debate de investidura será el primer paso para tratar de superar el bloqueo político en España, generado por los comicios del 20 de diciembre pasado, que dejaron un parlamento con cuatro grandes formaciones, pero ninguna con fuerza suficiente para gobernar en solitario.

El Rey propuso a Sánchez intentar formar gobierno, después que el conservador Mariano Rajoy, declinara el ofrecimiento por falta de apoyos, pese a haber sido la fuerza más votada en las elecciones, donde logró 123 diputaciones.

El PSOE tenía una disyuntiva: o hacíamos lo mismo que el Partido Popular y en consecuencia sometíamos al desgobierno y a un bloqueo institucional inmerecido a nuestro país o dábamos un paso al frente
Pedro Sánchez
, Secretario General del PSOE.

"Lo más importante es que por fin habremos puesto en marcha el reloj de la democracia", dijo Sánchez, consciente de que puede convertirse en el primer candidato designado por el Rey que no logra la investidura desde la aprobación de la Constitución en 1978.

Si Sánchez no logra la mayoría absoluta en la votación del miércoles próximo, se iría a una segunda votación 48 horas más tarde en la que sólo sería necesaria la mayoría simple. En caso de un nuevo fracaso, se abre un plazo de dos meses al término del cual si nadie ha logrado ser investido, se convocarían automáticamente nuevas elecciones.

Aunque da por perdida la primera votación del miércoles, Sánchez ofrece a la izquierda un nuevo "acuerdo que va a ser coherente con el acuerdo que hemos firmado con Ciudadanos", buscando al menos la abstención de Podemos en la segunda votación, que debería tener lugar el viernes o el sábado, pero, Podemos ya ha rechazado este nuevo intento de acercamiento.

01 de marzo de 2016, 09:03

cerrar