El Limonar: el paraíso escondido en Jacaltenango

Huehuetenango cuenta con siete de las 14 zonas de vida del país y eso lo convierte en uno de los departamentos más importantes de Guatemala. Su variedad climática puede llevarte de bosques nubosos a zonas áridas con espectaculares maravillas naturales. 

Entre esos atractivos se encuentra la aldea El Limonar, en el municipio de Jacaltenango. A pesar de que el lugar parece poco atractivo para el cultivo, es el sitio de donde provienen los mejores jocotes y manías del país. 

DE VIAJE... 

“Este lugar es muy bonito porque cuenta con un proyecto ecoturístico con la intención de impulsar la llegada de visitantes a la región. Aquí se cultiva el jocote, el producto número uno; la manía y la rosa de Jamaica”, expresa José Ros, vecino de la comunidad. 

Los habitantes no dan crédito de cómo se pueden cultivar esos productos en dicha zona, pues la tierra pareciera ser demasiado dura. Ellos lo consideran un milagro de la naturaleza.  

El jocote de El Limonar empezó a llegar a principios de este año a la capital, luego de que un grupo de curiosos compradores descubriera este fruto. 

“Este año llegaron muchos camiones a comprarnos jocotes. Es la primera vez que nos pagan muy bien por este producto. Antes teníamos que venderlo a precios bajos para no perder mucho. Ahora confiamos en que vengan más compradores en la próxima cosecha”, agrega Ros. 

La manía también se cultiva en la región. La textura y el sabor la hacen distinta a la que regularmente se consigue en los mercados de la ciudad.

Proyecto sostenible

La comunidad empieza a trabajar en el proyecto ecoturístico Yul Ha' Saj Ha' para brindar más oportunidades de ingresos. 

El lugar se encuentra bajando por un sendero rocoso, a unos dos kilómetros de la comunidad. El principal atractivo es el río Azul, el cual deja sorprendidos a los visitantes por las cristalinas aguas. Los turistas pueden disfrutar por solo 10 quetzales.  

Si te gusta la aventura, puedes pedir que te guíen a la cueva conocida como Juan Matías, donde podrás observar las formaciones hechas por el agua con el paso de los años. Debes llevar zapatos adecuados, ya que en algunos tramos hay charcos y podrías resbalarte. 

El proyecto espera crecer, pero también pide que los visitantes sean amigables con el medio ambiente. Por ello, solicitan que pongas la basura en su lugar y no atentes contra la flora y la fauna que habita en este paraíso escondido en El Limonar. 

Si deseas visitar el lugar, debes llegar hasta el cruce hacia La Mesilla, tomar el camino hacia la derecha hasta el kilómetro 357. Las ventas de frutas delatarán que estás cerca de tu destino; puedes preguntar si te has extraviado, los habitantes te guiarán amablemente. 

12 de julio de 2017, 06:07

cerrar