Lionel Messi explicó cómo se autoinyectaba la hormona de crecimiento

Lionel Messi se autoinyectaba hormona del crecimiento cuando era niño. (Foto: Captura de video)

Lionel Messi se autoinyectaba hormona del crecimiento cuando era niño. (Foto: Captura de video)

Lionel Messi se unió a la selección albiceleste y como siempre pasa cuando el crack argentino habla hay repercusiones y esta vez no fue la excepción, ya que Leo contó cómo de niño él mismo se inyectaba la hormona del crecimiento.

En una extensa entrevista que concedió al programa "La Cornisa" de la cadena argentina América TV, "La Pulga" profundizó sobre el sueño del Mundial, pero también confesó algunos aspectos más personales tanto de su día a día como de sus inicios en el Barcelona, sin dejar de lado la situación social de Argentina, la cual le entristece.

A los 12 años se inyectaba sólo

“Me inyectaba en las piernas una vez por noche. Empecé con 12 años. No me impresionaba. Primero me la pusieron mis padres desde los 8 años hasta que aprendí. Era una aguja muy chiquita y le inyectaba la cantidad que tenía que pincharme. No me dolía, era algo rutinario que tenía que hacer y lo hacía con normalidad”.

El que Messi fuera tan independiente se dio porque su familia debió de dividirse, la madre y sus hermanos regresaron a Rosario, Argentina, mientras que él y su padre se quedaron en Barcelona terminando el tratamiento y buscando hacer realidad el sueño de convertirse futbolista de Leo.

“El hecho de venir a Barcelona no me costó mucho. Me adapté rápido, pero no así mi familia. Mis hermanos querían regresar y se volvieron al tiempo. Mi hermana era muy chiquita y le costó mucho adaptarse al colegio y mi papá y mi mamá tomaron la decisión de volver. Nos quedamos solos con mi papá y me preguntó, ‘¿Qué hacemos? Tú tienes la decisión’. Yo le dije ‘me quiero quedar’, convencido a pesar de lo difícil que era. Pero vi que la posibilidad (de triunfar en el Barça) era real”.

No piensa mucho en el Mundial

 El 10 argentino explico que evita pensar en la Copa del Mundo y trata de ir paso a paso con lo que le queda a acá a junio cuando ruede el balón en Rusia 2018.

“Hoy por hoy intento de dejarlo al margen. Es un Mundial y la cabeza sabe que está ahí, pero tengo la suerte de estar jugando muchas cosas importantes en el Barcelona, lo cual hace centrarme en esto y no mirar más allá. He visto por todo el mundo las ganas de la gente de que sea un Mundial bueno para mí, con el deseo de verme campeón. En cualquier parte del mundo están esperando que Argentina sea campeón. Pero intento vivir el día a día y no quemar etapas hasta junio”.

“Poder estar en esa final, poder levantar la copa... es un sueño de siempre. Cada vez que llega un Mundial ese sentimiento se hace más fuerte. Por eso el llanto de la final perdida en 2014. Sabemos lo difícil que es ganar y quedarnos tan cerca fue doloroso”, refirió Lionel Andrés.

Detienen a la esposa del narcotraficante más poderoso de México

*Con información de La Vanguardia

20 de marzo de 2018, 14:03

cerrar