Localizan "monstruoso" almacenamiento de gas en el fondo del océano

Un nuevo descubrimiento ayuda a resolver el gran misterio que tuvo lugar durante la edad de hielo. (Imagen: RT)

Un nuevo descubrimiento ayuda a resolver el gran misterio que tuvo lugar durante la edad de hielo. (Imagen: RT)

Un grupo de científicos ha brindado respuesta a uno de los mayores misterios de la edad de hielo: ¿qué pasó con el agua rica en carbono de las profundidades del oceáno Pacífico durante la última edad de hielo y durante la transición al actual período cálido?

De acuerdo con un estudio publicado en "Nature Communications", la reducción de dióxido de carbono en la atmósfera que tuvo lugar en la última edad de hielo (en 800 mil años su concentración se redujo de 280 a la 180 ppm) fue acompañada por su acumulación en las profundidades del océano Pacífico. Además, los investigadores lograron localizar un "monstruoso" almacenamiento de gas, pues resulta que las capas profundas del Pacífico Sur albergan dióxido de carbono a una distancia de entre 2 y 4 kilómetros de la superficie del agua. 

Ubicaciones centrales y de masas de agua en el Pacífico. (Imagen: nature.com)
Ubicaciones centrales y de masas de agua en el Pacífico. (Imagen: nature.com)

En el estudio se explica que el sur del océano Pacífico es considerado como una de las mayores "ventanas de ventilación" del océano mundial. El sistema de las corrientes oceánicas transporta agua rica en carbono desde las profundidades a la superficie en un tiempo relativamente corto. De tal manera, se establece un balance entre la composición gasística del agua y el aire, lo que conduce a la liberación de dióxido de carbono a la atmósfera desde el océano y el efecto invernadero.

Cambio de las masas de agua del Pacífico Sur. (Imagen: nature.com)
Cambio de las masas de agua del Pacífico Sur. (Imagen: nature.com)

Sin embargo, la última edad de hielo cerró esa "ventana de ventilación", y el dióxido de carbono quedó atrapado y sólo una pequeña porción de aguas profundas llegaba a la superficie, lo que no era suficiente para mantener el nivel de dióxido de carbono atmosférico. Al final de la última edad de hielo, cuando la capa de hielo de la Antártida se redujo significativamente, la circulación de las aguas oceánicas se reanudó, por lo que hoy en día, el agua rica en carbono, al igual que antes, se transporta hacia la superficie del mar, aumentando el efecto invernadero y contribuyendo al calentamiento de la atmósfera.

Representación esquemática de circulación de la masa de agua en el Pacífico Sur. (Imagen: nature.com)
Representación esquemática de circulación de la masa de agua en el Pacífico Sur. (Imagen: nature.com)

*Tomado de RT

16 de mayo de 2016, 10:05

cerrar