Un año después del ecocidio: un pez amenaza vida en el río La Pasión

Hace un año, las comunidades aledañas del río La Pasión daban la voz de alerta con la presencia de cientos de peces muertos en las orillas. El área estaba viviendo la peor tragedia natural de los últimos años. Durante días, los pobladores y pescadores documentaron la agonía de los peces con imágenes que conmovieron a todo el país.

La empresa señalada, la palmicultora Reforestadora de Palma del Petén, S.A. (Repsa), fue acusada de derramar un líquido contaminante conocido como Malathion que presuntameente provocó la muerte masiva de los animales del río.

Con el paso del tiempo, el río se ha ido recuperando aunque aún no alcanza la vida que tenía hace meses. Según explicó el encargado regional del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) en Sayaxché, Rafael Ceballos, se lograron encontrar peces de las 23 especies que habían aparecido muertas en el río.

El problema ahora es que el 56% de la fauna del río pertenece a una especie robusta y depredadora denominada plecostomo y, comúnmente conocida, como "pez diablo".

"Es una especie que no lo puede consumir la gente y que les daña las manos con las aletas punzantes", explicó Ceballos.

Los vecinos comenzaron a denunciar qué estaba sucediendo en el río. (Foto: El informante petenero)
Los vecinos comenzaron a denunciar qué estaba sucediendo en el río. (Foto: El informante petenero)

La despoblación del río provocó la supervivencia de esta especie lo que supone un riesgo para las comunidades. En otros lugares como México, se emplea para hacer harina de pescado.

Los estudios

Ceballos informó que en enero se realizó un estudio de fauna y que determinó la presencia de todas las especies afectadas en 2015. 

En la última semana, se ha realizado con apoyo de FAO (Organización de Alimentos y Agricultura de la ONU), dos estudios paralelos sobre especies y niveles de oxígeno en el agua.

No obstante, aún están evaluando los resultados.

La pesca

Desde enero, el Conap ha entregado 35 licencias de pesca en área protegida. Por su parte, el Ministerio de Agricultura (MAGA) también ha entregado carné de pesca en una zona en la que el río es una de las principales fuentes de vida.

Además, se creó la asociación de pescadores en el área que incluye a 65 personas procedentes de Sayaxché y San Juan Acul, entre otros.

10 de junio de 2016, 07:06

cerrar