Luego de ocho meses, TCQ está lista para iniciar operaciones

TCQ está lista para iniciar operaciones. (Foto: Archivo/Soy502)

TCQ está lista para iniciar operaciones. (Foto: Archivo/Soy502)

La controversial Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) cuenta con todos los permisos para empezar operaciones, confirmó en conferencia de prensa este martes Alexander Aizenstatd, el interventor nombrado por el juez de Extinción de Dominio, Marco Antonio Villeda.

“Solamente hace falta un procedimiento administrativo menor de la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ)”, aseguró Aizenstatd, y este tendría que concluirse en los próximos días.

El interventor explicó que luego de que se complete este trámite, la TCQ podría recibir su primera embarcación de contenedores en las próximas tres semanas. Esto pondría sobre ruedas la terminal para que empiece a obtener ingresos y pueda cubrir sus costos fijos, que ascienden a aproximadamente tres millones de quetzales al mes.

La entrada de funcionamiento de la TCQ llega en un momento critico. Según Aizenstatd, la entidad esta a punto de sufrir irreversibles daños financieros si no empieza operaciones antes de la primera semana de febrero.

El interventor explicó que en los ocho meses en los que lleva trabajando junto a los ejecutivos de EPQ, han logrado obtener más de diez autorizaciones que necesitaban para operar legalmente. Entre estas se incluyen permisos de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), el Ministerio de Ambiente, el Ministerio de Defensa, entre otras instituciones del Estado.

Fue necesario hacer cientos de pruebas que certificaran el cumplimiento de ciertos requerimientos específicos que se solicitaban.
Alexander Aizenstatd
, interventor TCQ

El Congreso no puede impedir inicio de operaciones

Según Aizenstatd, el Congreso de la República no puede impedir que TCQ inicie operaciones. “No hay ninguna ley que diga que el Congreso debe autorizar o no a una empresa privada para empezar a operar”, afirmó.

Aclaró que no es de su interés y tampoco busca cabildear en el Congreso para que este emita algún pronunciamiento, “como no lo ha hecho en los últimos ocho meses”.

El Congreso tiene la decisión de autorizar un acuerdo de mutuo entendimiento entre la Procuraduría General de la Nación (PGN) y la TCQ para que de esta forma las disputas sobre la propiedad final de los bienes que representa la terminal quede entre las partes y evitar que un juez declare la nulidad del contrato para ambas.

Aizenstatd considera importante que el Legislativo apruebe este acuerdo. “A largo plazo el Congreso tiene una responsabilidad moral e institucional de sanear TCQ, aprobando este acuerdo o explorar otras opciones”, dijo el interventor.

Así mismo explicó que los ingresos que obtendría TCQ al iniciar operaciones serían suficientes para cubrir sus gastos fijos; no obstante, no alcanzaría para cubrir sus compromisos de préstamos con diferentes entidades bancarias. “Deberá recibir una inyección de capital en un futuro cercano, no obstante el proyecto sigue siendo muy rentable”, aseguró.

  • RECUERDA: 

La capacidad proyectada de TCQ dice que cuando entre en funcionamiento podrá pagar una deuda de 126 millones en 10 años.

 

31 de enero de 2017, 14:01

cerrar