Luis Grijalva, el alcalde que espera “enderezar el barco” en Xelajú

Los quetzaltecos dieron cátedra de cómo cambiar la clase política durante las elecciones de este 6 de septiembre. Cansados de la corrupción y candidatos señalados, decidieron darle la oportunidad a Luis Grijalva, un politólogo que quiere ser el capitán del barco que enderece el rumbo de la ciudad altense. 

Tras varios años de estudiar el comportamiento de la política y esperar reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, Grijalva decidió que este era el momento para lanzarse al ruedo por la alcaldía quetzalteca. 

“Me preparé estudiando la ciencia política y tomó la decisión de participar. Coincidí mucho con el pensamiento de Nineth Montenegro, antes era colaborador de Encuentro por Guatemala, pero fue hasta ahora que decidí tener una participación directa”, resalta el alcalde electo. 

Ideas convincentes

El licenciado en Ciencias Políticas relata que ser una propuesta distinta a las demás le ayudó a que los electores altenses decidieran elegirlo como alcalde. 

“Todo mi equipo no había participado en política, pero eso no significa que no tengamos capacidad y experiencia. Capacidad consideramos que la tenemos todos, la experiencia nos da cada una de las disciplinas profesionales y los años que nos van enseñando”, agrega.

Politólogos, médicos, administrador de empresas, pedagogos y economistas conforman la consejo municipal que acompañará a Grijalva a partir del 14 de enero de 2016 para tratar de solventar los problemas que atraviesa esa ciudad. 

“Utilizamos el plan hormiga para convencer a los votantes. Invertimos 50 mil quetzales en nuestra campaña”, subraya.

Necesidades

La administración municipal es uno de las principales falencias de los quetzaltecos, según Grijalva, al considerar que existe mucha burocracia en la atención a los vecinos así como las finanzas, ya que la municipalidad invierte el 80 por ciento de su presupuesto para gastos y el resto es para la inversión, lo que no es suficiente para resolver los problemas de la localidad. 

“Les agradezco por haber confiado en mí, también los invito para que juntos transformemos Xela. Si no hay una participación de la ciudadanía, los problemas serán difíciles de resolverlos, pero con su ayuda vamos a tener esos cambios”, puntualizó.

 

09 de septiembre de 2015, 14:09

cerrar