Iniciar sesión con Facebook

El "made in Guatemala" apunta al mercado de lujo en el NWC 2015

Textiles, bisutería, cosméticos y un sinfín de artículos "made in" Guatemala. Una edición más, la feria de artesanía New World Craft 2015 sirvió de escaparate mundial para los productos manufacturados guatemaltecos.

La cita reunió a empresarios de los diferentes continentes atraídos por los colores y la belleza de los artículos elaborados en el interior del país.

"Más de 120 compradores internacionales se darán cita durante los dos días de exposición", explicó el director de la feria, Diego Olivera.

El sector artesanía es un claro ejemplo de cómo los guatemaltecos pueden competir en mercados globales. En los últimos años, la industria ha sabido reinventarse y entrelazar un arte y una historia con las oportunidades de mercado. "Es más importante la historia detrás del producto que el propio producto", apuntó Cecília Díaz, diseñadora de Lamulticolor.

112
stands de exhibición en la feria.

Por su parte, el presidente de Agexport, Rolando Páez, planteó la idea de poder generar 1 millón de empleos adicionales y duplicar el volumen de las exportaciones en los próximos cuatro años. "Si vamos a necesitar empleo masivo hay que pensar en las exportaciones", señaló. Aunque aclaró que para ello se requiere la voluntad política de las instituciones del Estado.

Tenemos las instrucciones y el compormiso del presidente y del mineco para apoyar a las pequeñas y medians empresas capacitación apertura de nuevos mercados.
Ricardo Sagastume
, ministro de Economía

Ricardo Sagastume, que juramentó como nuevo ministro de Economía hace unos días, participó en su primer acto oficial. 

Mercado de lujo

El mundo valora el producto guatemalteco. En el sector textil, diseñadores de prestigio como Valentino utilizaron tela de huipil en sus últimas creaciones.

"Muchos países tienen puestos los ojos en Guatemala y en los productos guatemaltecos", señaló.

Uno de los objetivos es poder enfocarse en un nicho de mercado más exclusivo. Esto permite a los empresarios fijar un precio más elevado después realizar un producto único y de calidad a través de un proceso manual.

Asimismo, el reto también es velar por los derechos de los artesanos del interior del país e incentivar con al menos el 30% la mano de obra para que su trabajo sea valorado correctamente.

 

08 de septiembre de 2015, 18:09

cerrar