El Madrid visita al Villarreal, con la misión de acercarse al liderato

James Rodríguez, Marcelo y Benzema podrían reaparecer en el once titular del Real Madrid. (Foto: AFP)

James Rodríguez, Marcelo y Benzema podrían reaparecer en el once titular del Real Madrid. (Foto: AFP)

El Real Madrid visita este domingo a la 1:30 de la tarde, en El Madrigal, al Villarreal en un partido clave en sus aspiraciones por el título, recuperado del balde de agua fría del Clásico, con cinco triunfos consecutivos y tras firmar la mayor goleada en la historia de la Liga de Campeones, 8-0.

La alineación indebida de Cheryshev en Cádiz implicó al Villarreal en la situación. El Real Madrid quiso demostrar que no había recibido notificación de la sanción de un jugador al que de nuevo pretende el conjunto castellonense en pleno proceso de despachos para decidir finalmente si el equipo madridista está fuera de la Copa del Rey.

Mientras, llega un pulso entre los dos equipos. Con los castellonenses sin lograr recuperar su solvencia y seguridad defensiva, que tan buenos resultados le habían dado al iniciar la campaña. Atraviesa por problemas en ambas áreas, al tener lesionados a dos de sus delanteros, lo que ha reducido su potencial ofensivo, y haber demostrado muchas deficiencias defensivas en los últimos partidos.

A pesar de ello, los amarillos siguen metidos en la lucha por las plazas nobles de la tabla, algo que logran gracias a sus buenos números como locales. Así, mientras a domicilio suman ya dos meses en los que no han logrado ganar, en casa sí que mantienen un buen ritmo de victorias, ya que sólo perdieron con el Celta y empataron con el Eibar.

El técnico Marcelino García sigue con las bajas de los delanteros Leo Baptistao y Adrián, que ya suman varias semanas fuera del equipo. A ellos se suman las de los dos laterales titulares del equipo, Mario Gaspar y Jaume Costa, que junto a la baja del central Daniele Bonera, dejan esa parcela también con problemas.

La buena noticia es que se han recuperado Antonio Rukavina y Mateo Musacchio, lo que permite hacer una defensa equilibrada. Y es que el regreso de Rukavina como lateral derecho y la entrada en el izquierdo de Adrián Marín, permite no tener que reubicar a jugadores en una posición que no es la suya.

El Real Madrid en cambio llega a una cita clave con la confianza recuperada gracias a cinco triunfos consecutivos, la mejoría en su juego y el trabajo como equipo, y la vuelta a la mejor versión de futbolistas claves.

Regresa el capitán Sergio Ramos, recuperado de su lesión en el hombro izquierdo que está marcando su temporada. Cansado de infiltraciones y de jugar con dolor, decidió parar tras disputar el Clásico. Vuelve para un encuentro importante, en el que le necesita el Real Madrid sin el francés Raphael Varane lesionado. El portugués Pepe se ha recuperado de unas molestias y será titular junto al camero en detrimento de Nacho Fernández, que como siempre ha cumplido ante las bajas.

También se perfila novedad en el equipo titular la titularidad de Marcelo, que volvió a jugar minutos en Liga de Campeones tras su última lesión muscular. Jugadores descansados tras rotar en competición europea como el croata Luka Modric y el alemán Toni Kroos podrán imprimir un ritmo alto al partido que beneficia a un Real Madrid más descansado ante un rival que jugó el jueves y fuera de España. Isco Alarcón podrá ya jugar en Liga tras cumplir dos partidos de sanción, aunque todo indica que comenzará en el banquillo.