El ABC del Modelo Incluyente de Salud

La ministra de Salud, Lucrecia Hernández Mack, presentó su estrategia para el fortalecimiento del Primer Nivel de Atención en Salud, el cual incluye implementar el Modelo Incluyente de Salud a nivel nacional.

Uno de los puntos que más ha alimentado el debate es haber indicado que se tomará en cuenta la cosmovisión maya para la atención de las personas, sobre todo en los centros de salud.

  • ASÍ LO DIMOS A CONOCER

El mal de ojo, estar chipe o la caída de mollera, son expresiones habituales dentro de la cultura popular guatemalteca, en especial en las áreas indígenas, aunque en el ámbito mestizo también se conocen las expresiones.

La propuesta provocó críticas, porque se consideró que se estaba retrocediendo. Sin embargo, básicamente la propuesta consiste en aceptar las creencias de la gente para que se acerquen, con confianza, a la atención primaria, es decir, a los centro de salud.

La propuesta no es nueva. De hecho, ya se ha implementado en algunos municipios con predominio indígena. El Ministerio de Salud tiene un documento, en el cual vincula las creencias populares con la medicina moderna, y de esa forma poder atender de forma eficaz. Y, lo más importante, hacer que la gente se acerque y que no se sienta excluida del sistema formal de salud.

¿Hay desconocimiento y desinformación?

Sí. Salimos a preguntarle a algunas personas para saber si conocen de qué se tratan estas enfermedades y la mayoría demostró conocimientos vagos.

En la mayoría de los casos, se mostraron tolerantes, pero sin mucha información. Mira aquí el video.

La propuesta ha recibido críticas por parte de sectores ultraconservadores, por considerarlo un retroceso, un desperdicio de recursos en atender enfermedades inexistentes o un alejamiento de la medicina moderna.

La verdad es que es todo lo contrario: se da muchos pasos adelantes, ya que propiciará la inclusión de un amplio sector de la población. Tampoco es un desperdicio de recursos, porque favorecerá la atención primaria y la medicina preventiva, mucha más barata que la atención hospitalaria. Y, por último, no hay alejamiento con la medicina moderna, sino que incluye las creencias populares dentro de un estudio científico.

Relación creencias-medicina moderna

Según el documento “Conociendo la Medicina Maya en Guatemala” del Ministerio de Salud, la diferencia entre la medicina moderna y la medicina maya es que la segunda se basa en todos los aspectos tradicionales y culturales de una comunidad que “se han manejado y trasladado de generación en generación”. Consulta aquí el documento:

A continuación los padecimientos más comunes, detallados

Debilidad de la sangre: En la medicina maya la debilidad esta relacionada con el estado de la sangre. “Es cuando se “aguada la sangre” y se produce debilidad” reza el manual. En este esta se considera que se es más propenso a padecer enfermedades. 

Mal de ojo: Según se explica en el texto, el mal de ojo es un padecimiento que deriva de esta debilidad de la sangre. Mientras más pequeño esta un niño más propenso es a contraerlo. La mirada esta relacionada, dentro de la cosmovisión maya, con la trasmisión de energía. Entonces una “fuerza” puede emanar de un adulto al ver a un niño y afectarlo. De esta forma “le hace mal de ojo”. Los síntomas incluyen: irritabilidad, diarrea, nauseas, vómitos, decaimiento, calor en la palma de la mano, llantos, no duermen, fiebre, entre otros. 

Caída de mollera: “Consiste en el hundimiento de la fontanela anterior en un niño o bebé”, dice el documento. Esto provoca una serie de síntomas que van desde la diarrea, hasta dificultades para tragar.

Lombrices: Según la medicina maya las lombrices son los “animalitos que tenemos” dentro. Son consideradas buenas y sirven para dar el estímulos del hambre. Estas causan enfermedad cuando se alborotan o hay presencia de lombrices malas.  Los síntomas incluyen: diarrea, dolor de estómago, se hincha el estómago, entre otros.

Pérdida del alma: “Se estima que el alma puede separar o desprender en una forma súbita del cuerpo” explica. Esto debido a una experiencia perturbadora o aterradora. El alma es retenida por otros espíritus y esto se manifiesta en dificultades para dormir. Los síntomas incluyen: sueño intranquilo, despertar varias veces en forma alterada e irritabilidad.

En la cosmovisión maya, se considera que el alma puede separarse del cuerpo alma se puede separar o desprender en forma súbita del cuerpo de un individuo
Manual de Medicina Maya

Malhechos: “Los espíritus malignos de la naturaleza provocan enfermedades con sintomatología en el cuerpo”, se expresa en el manual. Estos, según la medicina maya, son brujerías en donde la persona afectada es maldecida por otra. 

Chipe: Estar chipe, dentro de la medicina tradicional, “ocurre cuando una persona se altera emocionalmente”. Un niño esta chipe cuando su madre está embaraza y por eso se enferma, según se expone, esto sucede porque siente celos. Los síntomas incluyen: llantos, desnutrición, falta de apetito, irritabilidad, entre otros. 

La organización Humanistas de Guatemala compartieron un video en el que explican de una forma sencilla este modelo de atención primaria y los beneficios que tendría:

 

28 de agosto de 2016, 13:08

cerrar