Malcolm Smith, el MVP de Super Bowl XLVIII

El linebacker de los Seahawks de Seattle fue vital en la paliza de los Halcones Marinos de Seattle 43-8 sobre Denver al recuperar un par de balones, un fumble y una intercepción que regresó 69 yardas a la zona de anotación para asestar un golpe muy duro a los Broncos.

Con esto, Smith se convirtió en el primer jugador en la historia de un Super Bowl en tener una intercepción para anotación y un fumble recuperado.

Además, sumó nueve tackleadas (cinco solo) y fue pilar importante del primer título en la historia de los Seahawks.

Como regalo, la NFL le dará una camioneta al mejor jugador del encuentro.

02 de febrero de 2014, 21:02

cerrar