Los males que seguirán en el Congreso pese a las reformas

Aunque reformaron la Ley Orgánica del Congreso, los diputados obviaron algunos puntos que dejan abierta la posibilidad de que los males de este organismo continúen. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

Aunque reformaron la Ley Orgánica del Congreso, los diputados obviaron algunos puntos que dejan abierta la posibilidad de que los males de este organismo continúen. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

Los diputados celebraron la aprobación de las reformas a la Ley Orgánica del Congreso que en apariencia ayudarán a reducir varios de los males de este organismo.

Estas modificaciones servirán para reducir el transfuguismo, regular la contratación de personal y acelerarán los procesos legislativos.

Sin embargo, obviaron aspectos que a largo plazo pueden revivir los problemas del parlamento.

La jubilación seguirá siendo opcional

Los trabajadores del Congreso podrán permanecer durante décadas en este organismo. (Foto: Archivo/Soy502)
Los trabajadores del Congreso podrán permanecer durante décadas en este organismo. (Foto: Archivo/Soy502)

Los empleados podrán seguir durante décadas en el Congreso, por lo que mientras no se renegocie el pacto colectivo, cada año tendrán un incremento del 10% de su salario. Esto significa que surgirán más conserjes que ganen 30 mil quetzales o secretarias de 40 mil quetzales.

Plazas 011 podrán incrementarse

Aunque los diputados dejaron fijo que cada diputado dispondrá de 3 trabajadores contratados bajo el renglón 022, no se limitó la creación de plazas 011 para otras áreas del Organismo Legislativo.

La diputada Nineth Montenegro presentó una iniciativa para que solo se pueda ocupar una plaza presupuestada si existe una vacante. Sin embargo, esta no trascendió, por lo que cada presidente del Congreso podrá seguir creando plazas laborales.

No se tocaron los gastos innecesarios

La caja chica que disponen los jefes de bancada (Q. 3 mil), miembros de Junta Directiva (entre Q.3 mil y Q.25 mil) y presidentes de comisión (Q.3 mil) seguirán siendo discrecionales.

Estos fondos rotativos suelen utilizarse para los gastos de los diputados que nada tienen que ver con su labor en el Congreso.

 

06 de febrero de 2016, 07:02

cerrar