Marcos Andrés Antil, un emprendedor que florece en Estados Unidos

Marcos Andrés Antil expuso cómo fue que tuvo que pasar por varios procesos desde su infancia en la aldea Nancultac, Santa Eulalia, Huehuetenango; su paso por México y Estados Unidos hasta convertirse en un empresario. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Marcos Andrés Antil expuso cómo fue que tuvo que pasar por varios procesos desde su infancia en la aldea Nancultac, Santa Eulalia, Huehuetenango; su paso por México y Estados Unidos hasta convertirse en un empresario. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

La historia de Marcos Andrés Antil pareciera ser de las muchas de migrantes que salen del país en busca de oportunidades para salir adelante. Sin embargo, las quemaduras con una plancha fueron el motivo que llevó a este emprendedor a cambiar su historia. 

“Me fui a Estados Unidos en busca de trabajo. Como era un niño nadie me daba trabajo, pero encontré uno en una fábrica de costuras. Ahí sufrí quemaduras con la plancha y al final de cuentas me cansé y decidí que en lugar de hacer un oficio físico, tenía que utilizar mi inteligencia para triunfar”, relataba Marcos a los estudiantes y participantes del Foro de Innovación Tecnológica en la Universidad Galileo

Tras varios años de trabajo y estudios, hace 12 años Marcos Andrés decidió crear su propia empresa “Xumak”, que en Qanjobal quiere decir flor o florecer y que dentro de sus funciones está crear marketing electrónico, la cual le da empleo a muchos guatemaltecos a quienes brinda una oportunidad. 

“La gente de Guatemala es muy talentosa, lo que necesitamos es un buen liderazgo para hacer un trabajo excelente. El trabajo que se hace acá en el campo que trabajamos es igual o mejor que el que se hace en Estados Unidos y por eso hemos abierto en otros países para dar servicios”, relata Antil

Marcos Andrés resalta que en esta era tecnológica no es necesario que las personas tengan que emigrar a otros países, el subdesarrollo de Guatemala es una gran oportunidad para crecer.

Guatemala es un país que nos necesita”, puntualiza.