"Las Mariítas" cumplen 15 años y visitan hospital donde las operaron

Las gemelas guatemaltecas, quienes nacieron unidas por la cabeza y fueron separadas exitosamente en el Hospital Infantil Mattel de la Universidad de California en Los Ángeles, California, (UCLA), celebrarán sus 15 años, lo que es catalogado por los médicos como un milagro ya que su expectativa de vida era muy corta debido a lo complejo de la operación.



María de Jesús Quiej Álvarez  y su hermana Teresa visitaron el hospital donde hace 13 años fueron atendidas y cuyo objetivo particular era decorar los cuartos de algunos niños enfermos y compartir con el personal médico.

Fue la primera cirugía de su tipo que se realizó con éxito en California, de acuerdo con el neurocirujano pediatra Jorge Lazareff, quien dirigió la operación y ahora es director de la International Medical Initiatives en UCLA

Mi hermana y yo estamos muy agradecidas de estar aquí”, dijo María de Jesús, más conocida como Josie.

Uno de los cinco cuartos que ayudaron a decorar fue el de Giovanny Hernández, quien tiene un tumor en el cerebro. El cuarto no tenía ningún tema específico pero Josie ayudó a organizar los globos de oso de nieve y otros regalos que el menor había recibido.

  • TE PUEDE INTERESAR:



“Estoy muy contenta porque esto lo va alegrar mucho”, dijo Alejandra Méndez, madre del niño de dos años y medio que no puede hablar.

Las menores conocidas como “Las Mariítas” fueron adoptadas después de que regresaran a Estados Unidos de Guatemala, cuatro meses luego de la operación. En su país, las niñas se enfermaron y cuando regresaron a Los Ángeles, los doctores consideraron que lo mejor para ellas era que se quedaran cerca del hospital


Las gemelas celebrarán con una fiesta sus 15 años y esperan seguir cumpliendo sus sueños, asistir a la escuela regular y poder ayudar al prójimo.

Josie ahora camina apoyada en un bastón, asiste a una escuela regular, es muy sociable y le gusta bailar y nadar, según su madre. Habla muy bien inglés pero dice que no sabe español.

Su hermana María Teresa no se ha desarrollado tanto. Aunque no habla, se comunica, va la escuela y le gusta nadar, de acuerdo con su madre.

Los padres biológicos por cuestiones de visa no pudieron acompañarlas en esta celebración, según publicó la Cadena Univisión.

* Con información de Univisión y Solo buena noticias

08 de agosto de 2016, 17:08

cerrar