Mario Taracena está en la mira de la Contraloría

La Contraloría General de Cuentas (CGC) detectó 31 anomalías en el manejo de los recursos públicos durante el periodo en el que Mario Taracena presidió el Congreso.

Según el ente fiscalizador, los errores implicaron el desembolso de cerca de 100 millones de quetzales y en algunos casos podría pedir reembolsos y denunciar penalmente a los responsables.

Taracena aseguró que los señalamientos son "ridículos" y le atribuyó los hallazgos a "un complot para desprestigiar la lucha contra la corrupción".

  • MIRA AQUÍ:

El contralor Carlos Mencos negó las acusaciones e instó a Taracena a emitir sus denuncias ante el Ministerio Público (MP). También enfatizó en que la Comisión de Auditoría es la encargada de determinar si existe o no alguna anomalía y él no influye en esta decisión.

El contralor explicó que los hallazgos aún son apelables: los funcionarios señalados deben presentar sus pruebas de descargo durante esta semana, debido a que el próximo martes la CGC presentará su informe anual en el que dará a conocer si estos generan alguna sanción o denuncia penal.

El analista político Luis Mack enfatizó en que "todos los que han sido acusados, han dicho que se ha tratado de un complot. Esa tesis no se puede descartar, pero Taracena debería aclarar los señalamientos".

  • RECUERDA:

Estos son algunos de los hallazgos más importantes:

Sin registro de horario

La Contraloría puso en duda que 1 mil 375 empleados temporales (022) hayan llegado a trabajar, pues los auditores no encontraron registros de entrada ni salida.

En el documento se señala que por esta anomalía se presentaría una denuncia contra el expresidente Mario Taracena y los subdirectores Edwin Martínez, Emilio Dávila, Marco Tulio Reyna y Edgar Ramírez.

  • MIRA EL INFORME COMPLETO DE LA CONTRALORÍA:

2017-05-24 15:50 GMT-06:00 José Castañeda :

Taracena negó que se trate de plazas fantasma y reiteró que los auditores buscan desprestigiarlo.

Diputados recibieron más Bono 14 del debido

Según la CGC, la Dirección Financiera del Organismo Legislativo le pagó de más a los diputados porque para calcular el monto que recibirían tomó en cuenta sus ingresos por gastos de representación, dietas por sesiones plenarias y dietas por participar en comisiones.

Esta confusión provocó que el Congreso desembolsara 3 millones 267 mil quetzales en lugar de 1 millón 51 mil quetzales, como los auditores creen que debió ser. La diferencia de 2 millones 216 mil quetzales podría ser reembolsada por los parlamentarios.

¿Asesores para atender la tormenta tropical Stan?

Los auditores detectaron que los contratos de 224 trabajadores del renglón 029 utilizaban como base legal el Decreto 92-2005. Este se refiere a atender las necesidades sociales y la demanda de servicios públicos por los efectos causados por la tormenta tropical Stan, la cual ocurrió hace 12 años.

  • TE PUEDE INTERESAR:

Diputados cobraron dietas sin asistir a las sesiones

Durante todo 2016, 82 diputados cobraron dietas por sesiones a las que no asistieron y tampoco presentaron cartas de excusa. Cada legislador recibió entre 560 y 2 mil 800 quetzales injustificados, por lo que la CGC analiza pedirles que los reembolsen. En total esto representó un gasto de 85 mil 680 quetzales para el Estado.

Entre quienes recibieron dietas sin llegar a trabajar se encuentran los exdiputados Luis Rabbé y Carlos López, ambos prófugos de la justicia vinculados a la creación de plazas fantasma.

Personal de más

La Ley Orgánica del Congreso establece que los secretarios y vicepresidentes de Junta Directiva pueden tener hasta tres asesores contratados en el renglón 022, mientras que el presidente hasta cinco. Sin embargo, Taracena y compañía tenían a 21 en el renglón 029.

Además, las bancadas Libertad Democrática Renovada (Lider); Compromiso, Renovación y Orden (CREO); Frente de Convergencia Nacional (FCN); Movimiento Reformador (MR) y el diputado Óscar Quintanilla de Alianza Ciudadana (AC) tenían un asesor de más.

Una situación similar ocurrió con los bloques Partido de Avanzada Nacional (PAN) y la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), así como los diputados Laura Franco (FCN) e Iván Arévalo (MR) que tenían más personal presupuestado (011) del permitido.

Indemnización para hermano de exdiputado

En mayo de 2016, la Dirección de Recursos Humanos del Congreso inició el proceso de destitución de César Augusto Barquín Durán, hermano del exdiputado Manuel Barquín y del excandidato presidencial del partido Lider Edgar Barquín.

El proceso de despido empezó porque César Barquín no se presentó a trabajar desde el 3 de mayo. Sin embargo, aprovechó el plan de retiro voluntario para irse y recibir más dinero del que le habría correspondido si hubiera sido destituido por medio de un juzgado.

El Congreso le pagó 150 mil quetzales al entonces legislador para terminar la relación laboral.

Continúan las familias en el Congreso

Aunque la Junta Directiva inició el proceso de destitución de más de 300 empleados, varios por ser familiares de diputados o de otros trabajadores, la Contraloría detectó que hay 22 trabajadores que tienen vínculos familiares entre sí.

Entre las 10 familias del Legislativo se encuentra la exsecretaria de Rabbé, Ruth Az Fuentes, quien en 2015 cobró más de 12 mil quetzales mensuales en horas extra.

  • ASÍ TE LO CONTAMOS:

Diputados deben pagar por su comida

En 2016, los diputados gastaron 3 millones 159 mil quetzales en comida y el Congreso se los reembolsó bajo el concepto de fondos rotativos, también conocido como caja chica. Sin embargo, los auditores consideraron que no es procedente el pago porque los parlamentarios reciben gastos de representación y dietas.

  • ADEMÁS:

La caja chica no es nueva, durante años el Organismo Legislativo ha cubierto la alimentación de los parlamentarios en sus reuniones de trabajo, pero nunca antes la Contraloría lo había sancionado.

Mencos defiende el hallazgo diciendo que "los auditores puede que tengan interpretaciones diferentes en distintos momentos".

25 de mayo de 2017, 06:05

cerrar