Más allá de la remodelación, esta es la realidad del Federico Mora

“Ahora sí, el hospital (Federico Mora) quedó re re bonito”, afirmó este martes el ministro de Desarrollo Social, José Moreno, durante su intervención en la inauguración de las nuevas instalaciones del citado centro asistencial para tratar enfermos mentales.

Mira el video abajo...

El Presidente Jimmy Morales, en compañía de la ministra de Salud Lucrecia Hernández Mack y autoridades del Ministerio de Desarrollo Social mostraron a la prensa las remodelaciones que se realizaron en el Federico Mora

El Gobierno realizó trabajos de remozamiento en siete módulos del hospital psiquiátrico. Asimismo construyó un nuevo módulo de 1 mil 127 metros cuadrados que cuenta con Sala de Encamamiento, Comedor, Servicios Sanitarios y Áreas Especiales de Aislamiento. El costo total de la inversión fue de 14.4 millones de quetzales. 

El Ministerio de Salud asignó al hospital más presupuesto para este 2017, para que pueda contratar a 40 especialistas más. De esta forma esperan darle una atención integral a los 349 pacientes que permanecen internados en el hospital. 

Otro cambio significativo, es que se han separado a los internos que tienen problemas penales y a los que solo están para recibir tratamiento psiquiátrico. Se ha reducido la presencia de agentes de la Policía y del Sistema Penitenciario. Antes había para 125 pacientes, 250 guardias, ahora hay entre 14 y solamente en la parte exterior. 

De izquierda a derecha: Leonel Arizpe Carrión, Director del Fondo de Desarrollo Social; José Moreno, Ministro de Desarrollo Social; Lucrecia Hernández Mack, Ministra de Salud; Jimmy Morares, Presidente de Guatemala.
De izquierda a derecha: Leonel Arizpe Carrión, Director del Fondo de Desarrollo Social; José Moreno, Ministro de Desarrollo Social; Lucrecia Hernández Mack, Ministra de Salud; Jimmy Morares, Presidente de Guatemala.

Todos los cambios del hospital van orientados a dar complimiento a la Medida Cautelar otorgada a los pacientes del hospital por la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), luego de que se denunciarán recurrentes prácticas que violanba los derechos humanos de los interno.

Capas nuevas de pintura recubre todas las paredes y los jardines lucen impecables, no obstante, hay una realidad que trabajadores del hospital y familiares de los pacientes denuncian. El hacinamiento y la mala atención a los pacientes persiste. 

  • RECUERDA: 

Durante el recorrido en las nuevas instalaciones conocemos a María Pérez, que está visitando a su hijo, que permanece internado en el hospital. En su consideración, aunque se han mejorado las instalaciones en el fondo persiste la mala atención a los pacientes. 

Ahora los tienen encerrados, pero cuando los dejan salir al patio se ven una cosas bien tristes. Persiste la mala atención a los internos, yo lo veo en los cuidados (que les dan).
María Pérez
, madre de un paciente

“Yo lo que le pido a las autoridades es que asignen más dinero para poder tratar mejor a los pacientes”, dice la mujer ante de retirarse a ver a su hijo. En el fondo se escuchan gritos, provenientes de los módulos en donde permanecen encerrados los pacientes mientras realizamos el recorrido por las nuevas partes del hospital. 

El hospital cuenta con 138 enfermeras auxiliares, 38 enfermeras graduadas, 18 médicos psiquiatras, cuatro médicos internistas y 14 psicólogos, según explica Luis Ángel Ávila el Director del Federico Mora. Sumando personal de mantenimiento, seguridad y administrativo la plantilla llega a 554 personas.  

Aunque la construcción de un nuevo módulo alivia un poco la situación de hacinamiento, no es suficiente. Ávila explica que el problema es que todos los días, además de los pacientes que las familias vienen a dejar, reciben por orden judicial más personas a las que también deben tratar por supuestamente tener una enfermedad mental. 

Todos los días ingresan nuevos pacientes, además de los 150 que deben atender todos los días en la consulta externa. Algunos salen de alta y se van, no obstante, Ávila estima que el 70% de los pacientes internados están en condición de abandono. Ningún familiar los reclama y los dejan a vivir ahí.

25 de enero de 2017, 17:01

cerrar