Nombran a Jimmy Morales en Israel como el "Donald Trump de Guatemala"

Israel se comprometió con Guatemala a brindar ayuda, esto ocurrió durante la visita de Jimmy Morales a esa nación en diciembre pasado. (Foto: Archivo/Soy502)

Israel se comprometió con Guatemala a brindar ayuda, esto ocurrió durante la visita de Jimmy Morales a esa nación en diciembre pasado. (Foto: Archivo/Soy502)

La decisión del presidente Jimmy Morales ha generado una serie de críticas a nivel internacional, al punto que uno de los principales medios israelitas compara al mandatario guatemalteco con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En su publicación Haaretz recuerda que, al igual que Trump, Morales salió de la farándula, incluso asegura que "nadie lo tomaba en serio" cuando se postuló. También refieren que el mandatario ha tratado de buscar el beneplácito de Estados Unidos en diferentes oportunidades, una de ellas cuando le ofreció "mano de obra barata" al presidente estadounidense para construir el muro que impediría el paso de migrantes, muchos de ellos guatemaltecos.

El medio israelí hace referencia a la crisis generada por Morales cuando declaró non grato al titular de la CICIG, Iván Velásquez, y considera que detrás de la decisión del mandatario guatemalteco se encuentra la necesidad de garantizar el apoyo económico de la potencia más poderosa de la región.

  • TE PUEDE INTERESAR

¿Por qué el "Donald Trump de Guatemala" trasladará la embajada de su país a Jerusalén? Nota íntegra de Haaretz. 

Jimmy Morales ha pasado de ser un comediante televisivo a ser presidente de la convención, pero es muy serio cuando se trata de Israel

Al igual que la estrella de televisión, Donald Trump, nadie tomó muy en serio al comediante de televisión guatemalteco, Jimmy Morales, cuando lanzó su sombrero en el ring para postularse a la presidencia en 2015.

Después de todo, el recién llegado político tenía una carrera de 16 años en comedias que incluía: "borrachos, espías, gangsters, un Sócrates en toga, incluso un personaje de cara negra con una peluca Afro y una boca pintada de blanco".

Pero al igual que Trump, fue Morales quien se rió por última vez cuando también derrotó a una exprimera dama, montando una ola de disgusto público con la élite política y un sistema "manipulado". Y, de nuevo, como Trump, mientras encabezaba un partido de derecha y predicaba valores conservadores: se oponía al aborto y favorecía la pena de muerte, nadie estaba completamente seguro de cuál era su posición en cuestiones clave.

Morales se encuentra ahora en una cuestión clave de asuntos exteriores: siguió los pasos de Trump una vez más. El domingo se convirtió en el primer líder en seguir su ejemplo y anunciar que trasladará la embajada de su país en Israel desde Tel Aviv a Jerusalén.

  • AQUÍ TE INFORMAMOS

¿Por qué el presidente de 48 años de un pequeño país latinoamericano haría una movida sorpresiva que le ganó una ola de gratitud por parte de los líderes de Israel?

No parece haber una sola razón, pero una multitud de factores probablemente jugaron un papel.

En primer lugar, Morales siempre se esfuerza por complacer al poderoso presidente de los EE.UU. Cuya carrera ha seguido tan de cerca. Esta no fue la primera vez que el líder guatemalteco se ha esforzado para ganarse la simpatía de Trump.

Construyendo el muro

A diferencia de muchos de sus homólogos latinoamericanos, Morales no ha hecho declaraciones resentidas con respecto al deseo de Trump de "construir un muro" para impedir la entrada de inmigrantes de América Central. En cambio, en abril de 2016, Morales le ofreció al presidente estadounidense "mano de obra barata" de Guatemala para ayudar a construir la frontera con México.

  • LÉELO ACÁ:

"Tenemos mano de obra de alta calidad y estaremos encantados de construir", dijo Morales en una entrevista en Facebook con el New York Times en Español. "Cuéntanos las dimensiones y sabemos cómo hacerlo".

También es probable que estuviera escuchando atentamente cuando Trump amenazó con cortar la asistencia financiera de los EE.UU. a los países que apoyaron la reciente resolución de la ONU que criticaba la decisión estadounidense de trasladar su embajada a Jerusalén.

Al no solo votar en contra de la resolución junto con los estadounidenses, como con Honduras, Morales estaba trabajando para garantizar el apoyo continuo en una época en la que Trump dice que examinará la ayuda exterior con la mira puesta en "América Primero".

Otra razón del sorpresivo anuncio de Morales (y con el que Trump probablemente pueda identificarse) es la necesidad de consolidar el apoyo internacional en un momento en que tiene problemas en casa.

El presidente Jimmy Morales recibió un título honoris causa durante su visita a Israel. (Foto: Archivo/Soy502)
El presidente Jimmy Morales recibió un título honoris causa durante su visita a Israel. (Foto: Archivo/Soy502)

El recién llegado político, que hizo campaña en una plataforma anticorrupción, recibió un golpe a principios de año cuando su hermano mayor y consejero cercano, Samuel "Sammy" Morales, así como uno de los hijos de Morales, José Manuel Morales, fueron arrestados por sospecha de corrupción y lavado de dinero.

Y en agosto, Morales causó revuelo cuando ordenó que saliera del país el jefe de una misión internacional contra la corrupción, Iván Velásquez, por presuntamente interferir en los asuntos internos de Guatemala.

Esto se produjo después de que Velásquez, un fiscal colombiano y la jefa del Ministerio Público, Thelma Aldana, anunciaran que pedirían a la Corte Suprema de Justicia despojar a Morales de su inmunidad presidencial para poder ser indagado por supuestos malos manejos durante su campaña, al cual se le dio trámite y fue enviado Congreso de Guatemala para su consideración.

Los cargos, dicen Morales y sus partidarios, son una cacería de brujas política en su contra encabezada por oponentes de izquierda.

Pero junto con sus razones para apaciguar a Trump y reunir el apoyo de los EE.UU. Se encuentra la larga amistad de Morales -y Guatemala- con Israel.

  • MIRA AQUÍ

Es notable que Morales fue criado, y sigue siendo, un cristiano evangélico, una comunidad en Guatemala y en el extranjero que apoya consistentemente la posición de Israel de que una Jerusalén unida debe permanecer en manos judías y una que apoye firmemente al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Israel fue el primer país occidental al que Morales viajó después de su elección. Él realizó una visita de cuatro días al estado judío en noviembre de 2016, donde fue honrado por los principales líderes de Israel y le otorgaron un doctorado honorario de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Durante esa visita, el presidente de la Knéset, Yuli Edelstein, señaló que habían pasado exactamente 69 años desde que Guatemala encabezó los países que apoyaron el Plan de Partición de las Naciones Unidas para Palestina al final de los tiempos del Mandato británico. Edelstein dijo: "Podría ser que sin Guatemala, la resolución en ese fatídico día no hubiera pasado y la historia sería muy diferente".

Se refería específicamente a Jorge García Granados, embajador guatemalteco ante la ONU en ese momento. Granados fue miembro del Comité Especial de la ONU sobre Palestina y emitió el primer voto para la creación de Israel, presionando activamente a otros países para que hagan lo mismo. Más tarde, Granados fue el primer embajador de Guatemala en Israel.

Hay varias calles que llevan su nombre en Israel, junto con una "Calle de Guatemala" en varias ciudades israelíes, incluida Jerusalén, como Edelstein, el presidente Reuven Rivlin y Netanyahu señalaron a Morales.

Si, como se prometió, la Embajada de Guatemala abre en Jerusalén, no será la primera vez que se encuentre allí. Guatemala fue uno de los 16 países que abrieron embajadas en Jerusalén en las primeras décadas del país. Fue movido, junto con otros 13, en 1980, cuando el Knesset aprobó una ley que declaraba a Jerusalén la capital de Israel. El Consejo de Seguridad de la ONU condenó la medida como una violación del derecho internacional, y la Resolución 478 del Consejo de Seguridad hizo un llamado a los estados miembros para que retiren sus misiones diplomáticas de la ciudad.

Durante la visita de Morales en 2016, los dos países firmaron acuerdos bilaterales en agricultura, ciencia y desarrollo, y Morales enfatizó que estaba ansioso por seguir el ejemplo de Israel al aprovechar la tecnología para reponer el suministro de agua de su propio país plagado de sequía.

Fuertes enlaces militares

La cooperación en seguridad también estaba en su mente, porque ha habido una historia de estrecha cooperación militar entre Guatemala e Israel. Llegó a su apogeo en los años setenta y ochenta, cuando Israel vendió el régimen militar de Guatemala, carros blindados, artillería y armas de fuego, además de suministrar técnicos y asesores militares.

  • ASÍ INICIÓ TODO:

Con los años, el estado judío se convirtió, según muchos informes, en la principal fuente de suministros militares de Guatemala, llenando el vacío dejado por los Estados Unidos en 1977 cuando el entonces presidente Jimmy Carter se distanció de un país que se creía violador de los derechos humanos, suspendiendo la ayuda militar y la asistencia financiera.

Israel vendió armas y sistemas de defensa a Guatemala a mayor escala en la era Reagan, ayudando al régimen a combatir a los insurgentes usando equipos de inteligencia entrenados por Israel, especialistas en seguridad y comunicaciones, y personal de entrenamiento militar en Guatemala. En ese momento, la comunidad de derechos humanos miró con recelo a Israel utilizando su experiencia para entrenar y ayudar a un estado policial a reprimir a los grupos insurgentes y, más brutalmente, a los indígenas mayas.

En las décadas siguientes, después del final de la guerra civil guatemalteca en 2000, la relación entre Israel y el ejército de este país permaneció intacta.

El hecho de que el partido de Morales, el Frente Nacional de Convergencia, fue fundado por un grupo de generales del ejército retirados de derecha es probablemente otro factor en la cálida relación de Morales con Israel y su decisión de anunciar la mudanza de la embajada.

  • NO DEJES DE LEER:

*Aquí te compartimos la nota íntegra de Haaretz

26 de diciembre de 2017, 16:12

cerrar