Michelle Obama llega a los 50 "relajada" y mejor que nunca

Sobre cómo celebrará la primera dama tan señalado aniversario hay un mutismo absoluto por parte de la Casa Blanca, aunque en otras ocasiones los Obama han salido a cenar cuando uno de los dos cumplía años. 

Sobre cómo celebrará la primera dama tan señalado aniversario hay un mutismo absoluto por parte de la Casa Blanca, aunque en otras ocasiones los Obama han salido a cenar cuando uno de los dos cumplía años. 

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, cumple este viernes 50 años y nunca ha estado mejor que ahora, según los que la conocen bien, ya que saborea "relajada" los logros de sus campañas contra la obesidad infantil y en favor de los veteranos.

La esposa del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, celebra casi a la vez su quinto aniversario como primera dama, un cargo que ha aprovechado sobre todo para promover la alimentación sana entre los niños y mejores condiciones de vida para los veteranos de guerra y sus familias.

Pero, como ella misma dice, su labor más importante es la de "mamá en jefe" de sus dos hijas, Malia y Sasha, cuyas rutinas escolares y de ocio supervisa cada día y a las que asesora sobre estilo y moda con mucho acierto, según los expertos.

Nacida en Chicago el 17 de enero de 1964 y graduada en Derecho por Harvard, Michelle se siente muy bien en esta etapa de su vida, en la que está recogiendo los frutos de la "energía" dedicada a sus labores como primera dama.

"Nunca ha estado mejor", afirman sus más cercanos. En una entrevista concedida a la revista People con motivo de su cumpleaños, Michelle confiesa que en este momento de su vida "el cielo es el límite" y por eso seguirá buscando maneras de "tener impacto", como madre y como profesional, cuando deje la Casa Blanca dentro de tres años.

"Siempre he sentido que mi vida está en continua evolución. Tendré cincuenta y pico años cuando deje la Casa Blanca y hay muchas cosas que aún debería hacer. No tengo derecho a acomodarme simplemente en mis privilegios", afirma.

También cuenta que "ahora mismo" no se imagina sometiéndose a una operación de cirugía estética, aunque aclara que ha aprendido a "nunca decir nunca", y que no está "obsesionada" con lo que come, pero sí toma diariamente verduras y frutas, y practica deporte habitualmente.

17 de enero de 2014, 11:01

cerrar