Miguel Cabrera despertó su poder de bateo guió a los Tigres de Detroit

El venezolano Miguel Cabrera empezó a mostrar su poder al pate. (Foto: AFP)

El venezolano Miguel Cabrera empezó a mostrar su poder al pate. (Foto: AFP)

Tal parece que las prácticas extras de bateo a las que se sometió voluntariamente Miguel Cabrera funcionaron a las mil maravillas y podrían ser su salida de un inicio difícil para el último campeón de bateo de la Americana.

El venezolano, apodado “Miggy” por sus compañeros, sacudió un jonrón de dos carreras, Justin Verlander cubrió siete innings y los Tigres de Detroit contuvieron una tardía reacción al vencer el martes 8-6 a los Medias Blancas de Chicago.

Cabrera había conectado apenas cuatro hits en sus 23 turnos en la actual tanda de juegos en casa, pero el martes salió del letargo y se fue de 5-3, incluyendo un doble ante Charlie Leesman (0-1), el abridor de Chicago que fue llamado de las menores en lugar del lesionado as Chris Sale.



Antes del juego el manager de los Tigres de Detroit, Brad Ausmus, había salido a defender a su jugador ante la insistencia de la prensa por su bache bateador que lo tenía con más ponches que imparables.

“Como lo he dicho desde hace unos días ya, Miguel va a estar bien. De nuevo se los digo, ‘Miggy’ va a estar bien. Los mejores bateadores del mundo también tienen baches, la prueba de ello es el bache de ‘Miggy’ en este momento, y él es el mejor bateador del mundo”, apuntó Ausmus que vio ayer recompensada su confianza en el bateador.

Antes del juego Cabrera tenía una racha de 13 juegos con un promedio de .157 de bateo, gracias a ocho hits en 56 turnos al plato. En esa racha los Tigres tuvieron un récord de seis victorias por siete derrotas, muchas de las cuales se debieron a los problemas de su tercer bateador.

 

 

23 de abril de 2014, 12:04

cerrar