Miles de polillas invadieron el estadio antes de Portugal vs Francia

Un grupo inesperado de visitantes invadió el Stade de France unas horas antes de la final entre Portugal y Francia. Y no, no son personas. Miles de polillas se acumularon en las porterías y el césped, para la sorpresa de los organizadores. 

Aunque suene extraño, la razón es sencilla: las luces del estadio se quedaron encendidas durante la noche, así que las polillas hicieron lo que estos insectos hacen: buscar luz. El comité organizador no se pronunció al respecto y el partido comenzó a las 13:00 horas como estaba planificado. 

Los jugadores, todavía vestidos con sus trajes formales, salieron a reconocer el campo y sufrieron a las polillas, que volaban por todos lados. El árbitro del partido, Marc Clattenburg, también tuvo problemas cuando salió a revisar las porterías junto a Pierluigi Colina y otros delegados de la UEFA.

Pero la anécdota que quedará para la historia es que mientras Cristiano Ronaldo lloraba por la lesión que lo dejó fuera del partido una polilla fue a pararse justo en la frente del jugador.  

 

10 de julio de 2016, 12:07

cerrar