El inacabado Hospital Roxana Baldetti, otro monumento a la corrupción

En la Franja Transversal del Norte solamente hay un hospital, que está ubicado en Fray Bartolomé de las Casas, Alta Verapaz. Por esa razón, miles de personas están sin cobertura y deben viajar entre 150 y 200 kilómetros para recibir atención hospitalaria.

Ante situaciones de gravedad, muchas personas no logran sobrevivir, por lo que esto fue una excusa para Roxana Baldetti y el entonces Ministro de Salud, Jorge Villavicencio, quienes planearon construir un hospital.

El Hospital en Playa Grande Ixcán era una solución que permitiría atender a los 102 mil habitantes del municipio y a poco más de 50 comunidades de Alta Verapaz. El anuncio de la construcción del Hospital de Ixcán, en noviembre de 2013, fue muy bien recibido entre los pobladores.

Pero en el transfondo, la preocupación por la salud de la población vecina no era la prioridad, o al menos eso parece, cuando el entonces alcalde de Ixcán, Carlos Cahuec, del Partido Patriota, utilizó el hospital para su campaña política.

Así es como se había planeado el hospital.

Aunque los fondos para el hospital provenían del Ministerio de Salud, Cahuec se tomó como un proyecto propio el hospital. Y para asegurarse los fondos, el alcalde propuso llamar la obra "Roxana Baldetti.

Como madrina de la obra, Baldetti acudió en abril de 2014 a poner la primera piedra, junto al entonces ministro de Salud, Jorge Villavicencio, además de otras autoridades locales.

Obra inconclusa

En su informe de este año, la Contraloría General de Cuentas reporta que dicha obra no pasó del 31% de su ejecución, lo que, además, provocó que interpusieran una denuncia ante el Ministerio Público.

Los denunciados fueron Maira Salguero Barahona, gerente general administrativa financiera del Ministerio de Salud, y al supervisor de Proyectos, Juan Ramón Ordóñez Hernández, por el poco avance de esta obra.

A ambos se les responsabiliza del mal manejo de los 79 millones 630 mil quetzales que costaría la construcción.

79
millones
de quetzales, el costó el Hospital de Ixcán

Para el 31 de diciembre de 2013, según la Contraloría, se le pagaron 31 millones 509 mil quetzales a la empresa Servicios de Construcción Comunitarios y Comerciales (Sercco), a la que se le había adjudicado el proyecto. Un desembolso que no se justifica por el poco avance de la construcción y a la que Sercco tampoco ha dado explicaciones.

El hospital según el contrato original, debía completarse en un período de 21 meses y estaba previsto inaugurar el inmueble el 12 de septiembre de 2014. Curiosamente, en septiembre de ese año, fue cuando fue destituido Jorge Villavicencio.

A la fecha no hay ningún avance nuevo y el proyecto parece abandonado.

La constructora de Quiché

Delio Edvin Garcia Argueta es propietario de Sercco, empresa que ha recibido, según los registros de Guatecompras, 282 millones 728 mil 193 quetzales, la mayoría dentro del departamento de Quiché. Han trabajado con las municipalidades de Chichicastenango, Jocotenango, Pachalum, Chicaman, Playa Grande e Ixcán, Quiché.

95
millones
de quetzales, monto adjudicado a la empresa SERCCO en 2013

En 2013 recibió, además de la construcción del Hospital, por lo menos 16 millones de quetzales en otras adjudicaciones de construcción.

Cahuec se quejó por la falta de avance de la obra y denunció públicamente el hecho aún siendo alcalde en octubre de 2014. Aunque buscó su reelección con el Partido Patriota, no lo logró.

Las nuevas autoridades no han descartado la idea de, si se llega retomar la construcción del hospital, nombrar al hospital como la exvicepresidente. No obstante, es poco probable ante los hechos de los últimos meses.

04 de julio de 2016, 08:07

cerrar