Ministro y su esposa visitaron en helicóptero un proyecto cuestionado

El viaje se realizó el domingo 21 de febrero de 2016. (Foto: Archivo/Soy502)

El viaje se realizó el domingo 21 de febrero de 2016. (Foto: Archivo/Soy502)

El proyecto hidroeléctrico Rocjá Pontilá saltó a la polémica luego de que se conociera que podría poner en peligro uno de los parajes naturales del país como es la Laguna Lachuá.

Sin embargo, en varias ocasiones, el titular de la cartera de Ambiente, Sydney Samuels, ha reiterado que el proyecto no afectará al área protegida ni al río Icbolay. 

  • POR SI NO LEÍSTE:

“Nos queda ir con la comunidad y ver que ellos me digan que sí se requiere el proyecto”, apuntó Samuels.

Pero estos no eran los únicos puntos que tenía en contra. A través de una investigación realizada por elPeriódico se denunció que la dirección del proyecto, liderada por Aurelio Asturias Ekenberg, podía ser un favor político después de que se le viera en algún acto de campaña en Alta Verapaz con el partido FCN Nación. 

En una citación en el Congreso, el viceministro de Ambiente, Alfonso Alonso, confirmó haber viajado con recursos privados al área para conocer el proyecto.

Unas semanas después, el ministro también confirmó el viaje en helicóptero que tuvo lugar el 21 de febrero del año pasado y al que le acompañó su esposa Angelina.

“Me acompañó la señora porque era domingo y yo estaba fuera de las horas de labores. No hay ningún conflicto de interés, ella no tenía que opinar, no tenía nada que ver con el tema”, justificó el ministro. 

Samuels añadió que por la falta de recursos del ministerio esta no es la primera vez que se desplaza con fondos privados al área de los proyectos y, comentó que eso no supone “ningún problema desde su punto de vista ni desde el punto de vista legal”.

Señalamientos personales

El proyecto supuso un choque entre el ministerio y el Consejo de Áreas Protegidas (Conap). Hasta el punto en que el ministro Samuels denunció en confernecia de prensa que tiene evidencias de que un integrante del consejo es el encargado de promover una campaña en contra del proyecto por razones particulares.

Samuels señaló que aún se encuentra en proceso de investigación y que cuando tenga todas las pruebas concluyentes revelará el nombre de su acusación.

Además, criticó la demora del proceso que llevó el consejo. “Primero se consultó si estaba en área protegida el proyecto y se tardaron nueve meses para pedir más información a los dueños y luego se tardaron casi otro año para decir que el proyecto no estaba autorizado”, criticó Samuels.

Fue en este segundo plazo cuando Conap determinó que el proyecto estaba fuera del área protegida.

13 de febrero de 2017, 13:02

cerrar