Ministros de Finanzas de la UE buscan acuerdo sobre unión bancaria

El ministro de Finanzas de Francia, Pierre Moscovici (izquierda) habla con el Comisario Europeo de Mercado Interior y Servicios, Michel Barnier. (AFP)

El ministro de Finanzas de Francia, Pierre Moscovici (izquierda) habla con el Comisario Europeo de Mercado Interior y Servicios, Michel Barnier. (AFP)

Los ministros de Finanzas de la UE estaban reunidos este miércoles para intentar alcanzar un acuerdo sobre la unión bancaria, un proyecto global criticado por su complejidad pero cuyo objetivo es evitar una nueva crisis en la zona euro y que los problemas del sector financiero afecten a las cuentas públicas.

Previo a este encuentro de los 28 ministros de Finanzas de la Unión Europea (UE), los responsables de esta cartera de la zona euro se reunieron el martes por la noche durante siete horas para limar diferencias y alcanzar un compromiso.

La reunión del martes terminó con "avances cruciales en la construcción de la unión bancaria", dijo la madrugada de este miércoles el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

La ministro de Finanzas de Dinamarca Margrethe Vestager (izquierda) habla con el ministro de Finanzas holandés Jeroen Dijsselbloem. (AFP)
La ministro de Finanzas de Dinamarca Margrethe Vestager (izquierda) habla con el ministro de Finanzas holandés Jeroen Dijsselbloem. (AFP)

Las negociaciones en curso, por las que los ministros se reunieron ya en numerosas ocasiones tiene por objeto elaborar un mecanismo de resolución bancaria, el denominado Mecanismo Unico de Resolución (MUR), destinado a liquidar o rescatar un banco en dificultad.

Una de las claves del sistema ideado por los europeos es que el rescate o la quiebra de un banco sea financiado con dinero privado, y no con dinero público como hasta ahora. Para ello está previsto la creación de un fondo alimentado por los propios bancos pero que podría tardar años en constituirse.

El martes por la noche los ministros se concentraron en las discusiones sobre un 'backstop', una red de seguridad constituida por dinero público como medida de seguridad si un banco atraviesa dificultades antes de que el fondo de resolución sea totalmente operacional.

Será una unión bancaria compleja
Anders Borg
Ministro Sueco

Según Rehn los ministros se pusieron de acuerdo sobre este 'backstop' y aseguró que sería "eficaz y viable". Pero no hubo explicaciones sobre cómo funcionaría ni cuál sería el papel del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

"Hay algunas incertidumbres sobre el backstop", observó este miércoles el ministro sueco, Anders Borg, cuyo país no forma parte de la zona euro pero que podrá adherir al sistema de resolución si así lo desea. "Será una unión bancaria compleja", observó y dijo "dudar un poco de que permita dar confianza a la reactivación económica en Europa".

Los ministros también deben definir otros puntos en suspenso como el funcionamiento del fondo de resolución, o sobre quién apretará el botón para rescatar un banco o liquidarlo. Sobre este punto los ministros aceptaron la creación de un consejo de resolución, en el que estarán representadas las autoridades nacionales de supervisión bancaria, pero la ponderación de los votos y su funcionamiento exacto siguen sin un acuerdo.

El ministro de Finanzas irlandés, Michael Noonan (centro) habla con el ministro de Economía Español, Luis de Guindos Jurado (izquierda), mientras que la ministro de Finanzas de Portugal, María Luis Albuquerque, observa. (AFP)
El ministro de Finanzas irlandés, Michael Noonan (centro) habla con el ministro de Economía Español, Luis de Guindos Jurado (izquierda), mientras que la ministro de Finanzas de Portugal, María Luis Albuquerque, observa. (AFP)

En cambio el alcance de los bancos cubiertos bajo este régimen parece ser objeto de un compromiso. Alcanzaría a un poco más de 300 bancos, los más importantes de la zona euro y los bancos transnacionales.

Este mecanismo de resolución es el segundo pilar del gran proyecto de unión bancaria. Hace un año se había logrado un acuerdo sobre un mecanismo de supervisión, el denominado Mecanismo Unico de Supervisión (MUS), controlado por el Banco Central Europeo (BCE) que supervisará los balances y la calidad de los activos de la banca de la zona euro.

Para que la propuesta pueda ser discutida antes de las elecciones europeas de mayo de 2014, los países miembros de la UE deben hallar un compromiso antes de fin de año.