Mohamed Farah cayó a media prueba, se levantó, remontó y ganó

El británico, Mohamed Farah, cumplió con los pronósticos y se quedó con la medalla de oro en los 10,000 metros de los Juegos Olímpicos Río 2016.

Pese a sufrir una caída cuando promediaba la prueba, el somalí nacionalizado británico se recompuso y obtuvo la victoria con un tiempo de 27:05.17.

En la segunda colocación se ubicó el keniano Paul Kipngetich Tanui con un registro de 27:05.64 y al último escalón del podio se subió el etíope Tamirat Tola con 27:06.26.