Monopoly celebra sus ocho décadas con un campeonato mundial

El clásico juego del Monopoly celebró su 80 cumpleaños por todo lo alto reuniendo en la ciudad china de Macao a 28 jugadores de todo el mundo para participar en el décimo cuarto torneo de Monopoly Internacional. (Foto: Efe)

El clásico juego del Monopoly celebró su 80 cumpleaños por todo lo alto reuniendo en la ciudad china de Macao a 28 jugadores de todo el mundo para participar en el décimo cuarto torneo de Monopoly Internacional. (Foto: Efe)

Amasando un imperio de calles y edificaciones, en menos de dos horas el italiano Nicoló Falcone se alzó vencedor del torneo mundial de Monopoly celebrado en Macao para conmemorar el 80 cumpleaños de este popular juego de mesa.

Hasbro, la empresa con los derechos de uno de los juegos de mesa más longevos, homenajeó las ocho décadas de vida del Monopoly en la ciudad meca del juego de Asia con este particular torneo y la edición especial del juego.

A lo largo de toda la jornada, los 28 contendientes trataron de sacar la máxima rentabilidad a los 20 mil 580 dólares de "dinero" que contiene el juego, comprando, vendiendo e hipotecando calles, estaciones y propiedades inmobiliarias.

Falcone se hizo con la victoria tras una final en la que dejó en bancarrota a sus rivales de Noruega, Japón y Estados Unidos.

"La popularidad y perdurabilidad del Monopoly está en que los jugadores se creen que realmente están haciéndose ricos y que están jugando con su propio patrimonio", explicó Phillip Orbanes, juez del torneo y autor de varias publicaciones sobre el Monopoly.

La estrategia y cualidades como la negociación o la sociabilidad puntualizan como herramientas de éxito, pero no son las únicas.

"El 75 % del éxito está en la suerte de los dados y otro 75 % en las habilidades del jugador", añade irónicamente Orbanes para insistir en que, si bien el poder de los dados es clave, la estrategia también lo es.

Entre eliminatorias, los concursantes compartían secretos, trucos y lamentaban sus fallos a golpe de un "mala suerte", todo ello en una sala distendida a la que añadieron un circuito televisado para poder seguir el torneo en toda las áreas del recinto.

Según datos de la organización del evento, el juego de mesa se ha traducido a 47 idiomas y cuenta con incontables ediciones y anécdotas, entre ellas, la del récord de duración de una partida, fijado en 70 días seguidos

08 de septiembre de 2015, 17:09

cerrar