Mourinho se puso los guantes y jugó de portero por una noble causa

El controversial entrenador del Manchester United, José Mourinho, ofició de portero durante los últimos minutos del partido a beneficio que se llevó a cabo en el oeste Londres por el incendio que consumió la Torre Grenfell.

A pesar de haber sido uno de los más ovacionados, junto al cantante Olly Murs y el ex guardamenta del Arsenal, David Seaman, su desempeño bajo los tres palos no fue de las mejores. Recibió un gol y en penales no pudo despejar ninguno; eso sí, convirtió en su turno desde los doce pasos.

El reloj marcaba 62 minutos de juego, en el Estadio Loftus Road del Queens Park Rangers, cuando el portugués fue elegido para reemplazar a David James. El luso sorprendió a los espectadores por sus movimientos. Una buena salida en un tiro de esquina le valió la ovación.

Sin embargo, con el marcador 2-1 a su favor, y tras un mal cierre, sufrió el gol del empate. Fiel a su estilo, comenzó a pedir fuera de juego instantáneamente, además de demorar el juego, posteriormente se rió de la situación.

El partido terminó igualado y tuvieron que ir a penales. Al momento de defender la portería, no logró atajar ningún tiro. Sin embargo, cuando fue su turno de pararse en frente del balón, no desperdició la chance y marcó.

El encuentro, denominado Game 4 Grenfell, fue un evento a beneficio de las víctimas del incendio que se apoderó la Torre, el 17 de junio. El homenaje contó con la participación de exfutbolistas ingleses, atletas y distintas celebridades británicas.

*Con información de Infobae

02 de septiembre de 2017, 20:09

cerrar