Mourinho se volvió loco, pateó una botella y se ganó otra expulsión

A mediados de octubre, José Mourinho recibió un partido de suspensión y una “jugosa” multa de US$ 62 mil por criticar (e insultar) a los árbitros antes, durante y después de los choques del Manchester United contra el Burnley y el Liverpool. 

Si ya no consigue trabajo como entrenador, podría probar como pateador de la NFL...(Foto: Twitter)
Si ya no consigue trabajo como entrenador, podría probar como pateador de la NFL...(Foto: Twitter)

El técnico portugués aceptó el castigo y no dijo nada más al respecto, pero no aprendió la lección. El domingo contra el West Ham, Mou volvió a perder los papeles y se fue expulsado en la primera parte. 

Mourinho reaccionó fúrico a una tarjeta amarilla que el árbitro le sacó a Paul Pogba por simular una falta. Sin embargo, su entrenador estaba convencido de que el colegiado se había equivocado y se volvió loco. Después del reclamo, pateó una botella que estaba en el suelo (como si de fútbol americano se tratara) y se ganó su expulsión. 

Ahora bien…el problema es que el árbitro tenía toda la razón. Pogba había fingido claramente la falta, como se puede ver en el video: 

Solo queda esperar el castigo posterior, que podría ser fuerte por reincidir en su polémico compartamiento. ¿Se viene otra multa y otro partido de castigo para Mou?

  • RELACIONADO: 

27 de noviembre de 2016, 11:11

cerrar