Una mujer entierra a su bebé y es encontrado vivo tres días después

El pequeño fue ingresado a la sala de cuidados intensivos de un hospital cercano. (Foto: elbebe.com)

El pequeño fue ingresado a la sala de cuidados intensivos de un hospital cercano. (Foto: elbebe.com)

El patio de una fábrica de la ciudad sudafricana de Paddock fue escenario de un milagroso rescate de un bebé que había sido enterrado vivo.

Según se dio a conocer, una mujer de 25 años decidió enterrar vivo a su propio hijo improvisando una pequeña fosa junto a una fábrica de madera, en donde colocó al recién nacido y lo cubrió de arena y pedazos de tablas.

El milagroso hallazgo tuvo lugar luego que empleados de la fábrica escucharan los quejidos del pequeño que estuvo enterrado durante tres días.

Tras el rescate, las autoridades detallaron que el bebé logró sobrevivir gracias a que la madre no echó demasiada arena sobre él, quien tras ser rescatado, de inmediato fue ingresado en una unidad de cuidados intensivos del Hospital Regional de Port Shepstone, donde se recupera.

Al bebé lo encontraron escondido debajo de una madera cubierta de arena. Al oír la conmoción, la madre confesó que el niño era suyo y su explicación fue que tenía miedo de sus padres
Gerald Mfeka
, capitán de la policía local.

Cuando la policía la detuvo, la mujer confesó los hechos. Afirmó que había cometido tal atrocidad por miedo a que su familia no aceptara a un segundo bebé en la casa, pues ya tenía uno de cuatro años.

*Con información de Infobae

21 de abril de 2017, 17:04

cerrar