Mujer es condenada a diez años de prisión por "vender" a su hijo

El hijo de la condenada, quien inicialmente fue inscrito en el Registro Civil con el nombre de William Raxuleu Siquín, fue otorgado en adopción a una familia estadounidense en 2008, con la que vive en la actualidad bajo otro nombre. Foto Google 

El hijo de la condenada, quien inicialmente fue inscrito en el Registro Civil con el nombre de William Raxuleu Siquín, fue otorgado en adopción a una familia estadounidense en 2008, con la que vive en la actualidad bajo otro nombre. Foto Google 

Un tribunal penal de Guatemala condenó a diez años y ocho meses de prisión a una mujer que en 2007 "vendió" a su hijo recién nacido a una organización criminal que lo otorgó en adopción de forma ilegal a una familia estadounidense, informaron hoy fuentes judiciales.

Una portavoz de la Corte Suprema de Justicia dijo a los periodistas que el Tribunal Segundo de Sentencia Penal "declaró culpable" de los delitos de trata de personas y falsificación de documentos a Rosa Imelda Muy Pastor, una mujer indígena de 28 años.

La Fiscalía demostró durante el juicio, que Muy Pastor "vendió" a su hijo recién nacido por unos 15.000 quetzales (1.875 dólares) a los directivos de una organización no gubernamental denominada "Asociación Primavera".

Según las investigaciones de las autoridades, la estructura criminal utilizaba a esa asociación como "fachada legal" para "captar" a mujeres embarazadas a las que persuadía para "vender" a sus hijos, los que luego eran "ofrecidos" en adopción a familias estadounidenses, a las que les cobraban hasta 50.000 dólares.

Muy Pastor, quien huyó de su casa tras quedar embarazada y perder el apoyo de su pareja, fue contactada por los miembros de ese grupo criminal, quienes le otorgaron una cédula de vecindad falsa y le facilitaron los servicios médicos durante la gestación y el parto.

El hijo de la condenada, quien inicialmente fue inscrito en el Registro Civil con el nombre de William Raxuleu Siquín, fue otorgado en adopción a una familia estadounidense en 2008, con la que vive en la actualidad bajo otro nombre. La estructura criminal relacionada con este caso fue desbaratada en 2010 por las autoridades, con el apoyo de la Comisión Internacional contra la Impunidad de las Naciones Unidas, tras la detención de más de una docena de personas vinculadas a la misma.

13 de febrero de 2014, 12:02

cerrar