Mujer llega a su funeral para encarar a su marido que la mandó a matar

La mujer a la que los sicarios contratados por su esposo para matarla le perdonaron la vida. (Foto: ABC)

La mujer a la que los sicarios contratados por su esposo para matarla le perdonaron la vida. (Foto: ABC)

Todos lloraban en el funeral de Noela Rukundo y la despedían con buenos deseos y apologías, cuando de repente ella apareció y digo "¡Sorpresa, todavía estoy viva!", dirigiéndose directamente a su esposo, quien resultó ser la persona que la había mandado a matar.

Todo comenzó cuando Balenga Kalala, con quien vivió en matrimonio por diez años, mandó a matarla, pidiéndole a los sicarios que todo pareciera un accidente automovilístico.

De hecho los sicarios la encontraron y estuvieron a punto de matarla, pero de último momento le perdonaron la vida al saber que había sido su esposo quien había hecho el pedido. Tras mantenerla dos días en cautiverio, la dejaron ir y le pidieron que saliera de Australia, su país de origen.

Ella salió pero luego regresó justo para presenciar el momento en que sus familiares y amigos le estaban rindiendo honras fúnebres, lo que aprovechó para reaparecer y señalar a su marido como el autor intelectual de su supuesta muerte.

Noela estaba segura que fue su esposo, pues en complicidad con los sicarios que la matarían, lo llamaron para avisar que ya la tenían y ella pudo escuchar cuando su marido dio la orden definitiva "¡mátenla, mátenla!", palabras que según la mujer australiana, nunca olvidará en su vida.

El hombre fue sentenciado en diciembre a nueve años de prisión y Noela aún teme por su vida, como documenta la BBC en la publicación original de esta noticia.

* Con información de El Diario NY.

05 de febrero de 2016, 19:02

cerrar