Na’at, el proyecto educativo de Funsepa que impactará en los maestros

La tecnificación y el fortalecimiento de los métodos de enseñanza en el sistema guatemalteco ha generado preocupación. El avance de la tecnología obliga a los maestros a tener mejores herramientas para llevar el conocimiento a sus pupilos. 

Sin embargo, no todos los docentes cuentan con acceso al mundo virtual, o muchos aún lo rechazan. Ante esa situación, cuatro guatemaltecos se dieron a la tarea de crear un proyecto que fuera innovador, pero que tuviera un impacto tanto en la docencia como en los estudiantes.

“Nosotros creamos Na’at, (El Despertar del Conocimiento). Es una plataforma de autoformación para el docente, donde convergen la metodología, los contenidos y la tecnología. Está enfocada en Guatemala a través de un ambiente lúdico.

La plataforma se basa en un juego, promoviendo la capacitación del maestro, sin conexión a internet por medio de un dispositivo portable que puede ser utilizado en cualquier sistema operativo”, resalta David Salazar, uno de los creadores del proyecto educativo promovido por la Fundación Sergio Paiz Andrade, Funsepa.

Mayra Hernández, pedagoga e integrante de la propuesta, explica que la idea es apoyar a los docentes del ciclo básico, pero que también puede aplicarse a otros niveles, incluso hasta las universidades.

“Nosotros queremos facilitarle la vida al maestro en cuanto a la actualización docente. Queremos empoderarlos, queremos descubrir y sacar a luz el potencial que tiene como líder dentro de la clase ya que el aprendizaje es de doble vía”, detalla. 

Objetivos

El proyecto Na’at tiene como objetivo principal ser la herramienta que los maestros tengan para que se actualicen y descubran otros métodos de enseñanza, pregunten, respondan, analicen y compartan sus conocimientos por medio de la tecnología

Gracias a que el proyecto ganó el Premio Nacional de Innovación Educativa y obtuvo un millón de quetzales como capital semilla, el equipo de creadores tiene un plazo de un año para que codificar la plataforma, hacer las pruebas necesarias, mejorarlo y presentarlo formalmente. 

“Estamos abiertos a la comunidad educativa que está creando contenido para los docentes. Queremos que puedan utilizar nuestro vehículo para llevar capacitaciones a los maestros. También para las empresas que quieran invertir dentro de los modelos de publicidad con la creación o personalización de mundos, creación de juegos promoviendo sus productos para que pueda ser sostenible”, resalta Salazar

El equipo concuerda en que es necesario que los maestros sean los que deben tomar la iniciativa para empezar el proceso de autoformación y que no sea un programa impuesto, ya que de esa manera no tendrán interés sobre el apoyo que se les pueda brindar.

“Tuvimos una capacitación para maestros hace muchos años en el occidente, los interesados no tenían un laboratorio de computación, pero cada uno contaba con una computadora portátil. Se logró tener acceso a un salón municipal, ahí descubrimos que sí tienen el deseo de aprender, pero no existen los mecanismos para lograrlo a distancia”, puntualiza Hernández

22 de junio de 2016, 17:06

cerrar