Nadal y Djokovic disputarán la final del Abierto de China

Nadal enfrentará a Djokovic, que nunca ha perdido un partido en Beijing y ha ganado cinco veces el Abierto de China. (Foto: EFE)

Nadal enfrentará a Djokovic, que nunca ha perdido un partido en Beijing y ha ganado cinco veces el Abierto de China. (Foto: EFE)

Rafa Nadal y Novak Djokovic jugarán la final del Abierto de China después de ganar sus respectivos duelos con Fabio Fognini y David Ferrer, mientras que en el cuadro femenino Garbiñe Muguruza siguió dando brillo a su soberbia temporada al ganar su semifinal ante la polaca Agnieszka Radwanska.

Nadal abrió una jornada de muchas emociones -y mucho frío- con un tenso duelo contra el italiano Fognini, quien le había ganado tres veces este año y estaba comenzando a adquirir el aspecto de "bestia negra" del mallorquín.

Nadal buscará quebrar la buena racha de Djokovic, en China. (Foto: EFE)
Nadal buscará quebrar la buena racha de Djokovic, en China. (Foto: EFE)

Pese a los precedentes, el tenista español protagonizó hoy un partido donde se mostró muy sereno y, aunque sigue lejos de su mejor nivel, demostró solvencia y orgullo en un encuentro que resolvió en dos sets, por 7-5 y 6-3.

En la otra semifinal, Djokovic cumplió con su papel de favorito y sobre todo apoyado en su potente saque doblegó con facilidad al alicantino David Ferrer, quien sólo en los primeros minutos de cada set estuvo a la altura del serbio y acabó cayendo por un claro 2-6 y 3-6.

Djokovic va por un título más. (Foto: EFE)
Djokovic va por un título más. (Foto: EFE)

Nadal y Djokovic vivirán en Pekín su primera final del año pero la número 23 de la exitosa carrera de ambos, con ligera ventaja por ahora para el balcánico, que ha ganado en 12 ocasiones frente a 10 del mallorquín.

"Nole" tiene en la capital pequinesa una de sus mejores estadísticas en torneos, ya que en el Abierto de China, que ha ganado cinco veces, nunca ha perdido un partido, ha ganado 28 consecutivos y lleva 25 sets seguidos a su favor.

10 de octubre de 2015, 10:10

cerrar