Narco brasileño convirtió su celda en una suite de lujo

Tres habitaciones, televisión plasma y hasta una biblioteca con la colección en DVD de la serie sobre el colombiano Pablo Escobar, eran parte de los lujos en prisión del narcotraficante brasileño Jarvis Chimenes Pavao
 
El narco conocido como "El Barón de la Droga", vivía entre lujos en la cárcel Tacumbú de Asunción, una de las más hacinadas de Paraguay.
 
El brasileño Jarvis Chimenes Pavao fue capturado en 2009. (Foto: Emol)
El brasileño Jarvis Chimenes Pavao fue capturado en 2009. (Foto: Emol)
 
El hallazgo de una bomba de explosivos plásticos en los muros del penal el martes en la noche, no solo reveló que el artefacto iba ser usado presuntamente para una fuga de película, sino que Chimenes Pavao vivía desde 2009 en una celda con todas las comodidades y bajo la complicidad comprada de altos funcionarios.
 
Tres dormitorios con baño privado, una cómoda cama cubierta de edredones e incluso una biblioteca donde entre varias obras resalta la serie completa de "Pablo Escobar", sirvieron de suntuoso albergue al brasileño, condenado por lavado de dinero y buscado en su país por narcotráfico, observó la AFP en una visita guiada por las autoridades de justicia.
 
  • MIRA EL VIDEO

Al interior de la cárcel de Tacumbú muchos presos lamentaron que su célebre compañero, habitante de la "celda VIP", como la conocían, haya sido trasladado tras revelarse los privilegios de su detención.
 
"No sé qué va a ser de nosotros sin él", dijo uno de los prisioneros que no quiso identificarse al afirmar que Chimenes Pavao era generoso y daba fondos para arreglar la cancha de fútbol y la capilla de la cárcel, también pagaba por su seguridad adentro del penal. 
 
Josieux, un brasileño preso, admitió que en el penal "se vive en la miseria" fuera del pabellón de Chimenes Pavao. En Tacumbú hay unos 3.500 internos, el doble de su capacidad.
La celda de Chimenes Pavao vamos a demolerla y vamos a tomar medidas contra los directores que permitieron los privilegios para este condenado
Ever Martínez
, ministro de Justicia
Todos sabían
 
La abogada del narcotraficante, Laura Acasuso, afirmó que varios ministros de Justicia y exdirectores de Tacumbú estaban al tanto de los privilegios de Chimenes Pavao y de otros presos prominentes.
 
La abogada reveló que Chimenes Pavao, entre otros aportes, colaboró en la construcción de habitaciones para los directores, baño privado para los funcionarios, mejoras en la biblioteca, en el salón de visitas y hasta en la alimentación diaria de 80 internos, incluido el pago a los cocineros.
 
También precisó que el narcotraficante seguía haciendo donaciones desde la cárcel y financiando obras para barrios humildes en distintas partes de Paraguay.

30 de julio de 2016, 19:07

cerrar