NASA confirma oficialmente la muerte del cometa ISON

El cometa ISON se desintegró tras pasar cerca del Sol. (Foto: NASA)

El cometa ISON se desintegró tras pasar cerca del Sol. (Foto: NASA)

Durante la reunión anual de la Unión Geofísica Americana, la Agencia Espacial de Estados Unidos - NASA- y la Agencia Espacial Europea -ESA-, confirmaron oficialmente la "muerte" del cometa ISON, tras su encuentro más próximo al sol el pasado 28 de noviembre. 

En este encuentro varios expertos hablaron de una pérdida de masa de esta roca espacial progresiva que indica que el cometa se fue desintegrando a causa de la fuerza de gravedad y el calor (unos 2 mil grados centígrados). Datos del Observatorio Solar Terrestre STEREO y del Solar y Heliosférico SOHO mostraron que se produjo muy poco polvo después de que el cometa pasara por el perihelio, lo que indicaría que el núcleo ya se había roto.

"El tamaño del núcleo de ISON podría ser como de unos cinco o seis campos de fútbol, pero no fue suficientemente grande para resistir" explicó Alfred McEwen, científico de la NASA. 

Pese a no haber sobrevivido, ISON ha batido igualmente un récord al ser el cometa más observado de la historia desde que fuera visto por primera vez en Septiembre de 2012. 

Además "el legado del cometa continuará durante años, ya que los científicos analizan en enorme conjunto de estos datos recogidos desde entonces", puntualizó la NASA.

Con información de Cadena SER.

11 de diciembre de 2013, 17:12

cerrar