Neymar y Brasil están al borde de un gran fracaso olímpico

Después del “Maracanazo”, la final que perdió Brasil contra Uruguay en 1950 y el “Mineirazo”, el 7-1 contra Alemania en 2014, podría haber un tipo de “Maracanazo 2.0”. Y es que la selección olímpica de Neymar y compañía ya jugó dos partidos de la fase de grupos y ambos terminaron 0-0. 

En principio, no eran rivales complicados: Sudáfrica e Irak. Pero, conscientes de su inferioridad técnica, ambas selecciones jugaron a defender y a no recibir gol, a lo que Brasil no le encontró solución. 

Ahora, la “canarinha” tiene la obligación de vencer a Dinamarca en la última fecha, que domina el grupo con cuatro puntos. Si no ganan, una victoria de Sudáfrica o Irak (que juegan entre ellos), dejaría fuera de los Juegos Olímpicos a Brasil. 

El oro olímpico es el único título que le falta a una selección que ha sido histórica, pero que no vive sus mejores años. En Londres 2012 perdieron la final contra México, así que nada sonaba mejor que conquistar la deseada medalla en su propia casa. 

Sin embargo, la cosa no pinta bien y Neymar sigue desaparecido. Después de 180 minutos sin meter gol…¿podrán anotarle al menos uno a Dinamarca?

08 de agosto de 2016, 09:08

cerrar