Ni la guerra detiene a Siria en su intento por clasificar al Mundial

Siria, un país azotado por la guerra, hizo historia y jugará la repesca para llegar a Rusia 2018. Un gol en el minuto 93 mantuvo vivo el sueño de los sirios de clasificarse para su primera cita mundialista.

El héroe fue el delantero Omar Al Soma, quien marcó el tanto del empate (2-2) cuando el juego contra Irán, en Teherán, parecía perdido.

La selección que fue obligada a jugar todos sus partidos como local a más de 5 mil 500 kilómetros de casa, en Malasia, necesitaba una victoria contra la ya clasificado Irán, y que Corea del Sur no ganase contra Uzbekistán, para terminar segunda del Grupo A y tener así billete directo para Rusia.

En el minuto 13, Mohamad Tamer Haj marcó el 0-1, que sumado al 0-0 del partido de los rivales coreanos y uzbekos era el resultado perfecto para los visitantes.

El fútbol se ha convertido en el único motivo de alegría de un país sacudido por una guerra que se ha cobrado más de 100 mil muertos y 5 millones de desplazados

Sin embargo, empató Irán gracias a Sardar Azmoun en el último minuto de la primera parte. El mismo delantero del Rubin Kazan remontó en el 64.

Cuando Uzbekistán ya celebraba el empate contra Corea que lo dejaba tercero, en puesto de repesca, Siria consiguió el gol heroico.

Los sirios ahora se enfrentarán al tercero del Grupo B, Australia, en partidos de ida y vuelta para definir quién será el rival del cuarto de la clasificación de la Concacaf.

*Con información de Marca

05 de septiembre de 2017, 15:09

cerrar