Honduras se quedó sin medalla a pesar de haber luchado hasta el final

El gran torneo olímpico que realizó Honduras terminó de la peor forma posible: sin medalla. La selección centroamericana fue una de las gratas sorpresas del fútbol masculino, pero finalmente no pudo ganar la primera presea olímpica del país. 

La hazaña hondureña comenzó por clasificar a cuartos de final tras quedar en un grupo que no era nada fácil: Argelia, Argentina y Portugal. Con una victoria por 3-2 contra el equipo africano y un empate 1-1 ante la albiceleste, Honduras logró clasificar a la siguiente fase, donde los esperó Corea del Sur

Allí, el arquero Luis López fue clave con muchísimas atajadas contra el equipo asiático, que se descuidó en un contragolpe que terminó en el gol centroamericano. Contra Brasil, ya en semifinales, fue otra historia: Neymar y compañía fueron muy superiores y ganaron 6-0, pero todavía quedaba la esperanza del bronce. 

En el choque por el tercer lugar, Nigeria llegó a ponerse 3-0 adelante (goles a los 34', 49' y 56'), pero el espíritu hondureño no los dejó rendirse. Por medio de Anthony Lozano al 71' y de Marcelo Pereira al 86', Honduras tuvo ocho minutos (por los cuatro adicionales) para buscar un empate que llevaría el partido al tiempo extra. 

Sin embargo, Nigeria supo defenderse y despejar los ataques desesperados, hasta que el árbitro pitó el final del partido. El sueño hondureño de conseguir la primera medalla olímpica de su historia se esfumó cruelmente, cuando en algún momento pareció que era muy posible. 

Los centroamericanos quedaron desconsolados sobre el césped, mientras los nigerianos celebraban una curiosa gesta: ahora tienen, en fútbol masculino, una medalla de cada color: oro en Atlanta 1996, plata en Pekín 2008 y bronce en Río 2016

20 de agosto de 2016, 15:08

cerrar