No fueron los encantos de Kate, un antojo delató "al Chapo" Guzmán

El antojo de los tacos, que fueron comprados en gran cantidad muy cerca de la guarida de "el Chapo", facilitó que las autoridades pudieran encontrarlo.

El antojo de los tacos, que fueron comprados en gran cantidad muy cerca de la guarida de "el Chapo", facilitó que las autoridades pudieran encontrarlo.

De acuerdo con un artículo publicado por el New York Times, una “taquiza” (un pedido de tacos mexicanos) recogida por un personaje del círculo cercano de Joaquín Guzmán Loera, fue la señal para iniciar el operativo de la Marina que terminó con la recaptura del capo.

El artículo, titulado “La cacería humana del Capo de las Drogas El Chapo” y firmado por el periodista Azam Ahmed, narra los detalles “peliculescos” de la captura de Joaquín Guzmán en Los Mochis, Sinaloa, el 8 de enero pasado.

Tras seis meses de dura vida como fugitivo en la sierra mexicana, el capo deseaba “un poco de confort”, señaló el periodista.

A inicios de enero, Guzmán Loera arribó a Los Mochis, Sinaloa, a una casa previamente habilitada con una ruta subterránea de escape por el ingeniero responsable de supervisar el túnel construido para su segunda fuga. Las autoridades mexicanas, mediante espionaje telefónico, estaban enteradas de que alguien “grande” iba a llegar a la residencia.

De acuerdo con las autoridades mexicanas, la última evidencia que necesitaron para arrancar el operativo fue una “taquiza”.

Una orden “grande” de tacos habría sido recogida por un hombre que manejaba una camioneta tipo “van” color blanco, vehículo identificado como uno de los vehículos manejados por uno de los asociados del Chapo.

Luego de una balacera en donde cayeron varios sicarios del capo de la droga y en donde uno de los marinos resultó herido, el Chapo logró darse a la fuga por uno de los túneles subterráneos, con más de 50 efectivos del ejército y la marina tras sus pasos.

Tras robar a mano armada dos vehículos -el primero de ellos se descompuso apenas unas cuadras después de haber sido arrebatado a su dueño- para intentar darse a la fuga, Guzmán Loera y su escolta fueron finalmente detenidos por las fuerzas federales. Se trataba de la tercera captura del líder del Cártel de Sinaloa.

Tomado de Vanguardia

17 de enero de 2016, 12:01

cerrar