No ha empezado la temporada pero Mou ya empezó la guerra

Rafa Benítez no ha querido incrementar la guerra de palabras con José Mourinho. (Foto: www.cdn.diariobernabeu.com)

Rafa Benítez no ha querido incrementar la guerra de palabras con José Mourinho. (Foto: www.cdn.diariobernabeu.com)

¡Ay Mou! Los equipos apenas están volviendo a jugar y José Mourinho ya se metió en un lío de esos que le gustan. No es ningún secreto que el entrenador portugués del Chelsea tiene ‘tendencia’ a pelearse con los rivales desde las conferencias de prensa, aunque ya dejó de ser entretenido y cayó en lo vulgar.

Entre su lista de enemigos están Arséne Wenger (Arsenal), Alex Ferguson (ex del Manchester United), Manuel Pellegrini (Manchester City) y Pep Guardiola, el caso más famoso y recordado de todos. Con Pep la batalla duró varios años y se trasladó al campo de juego, con aquellos clásicos entre el Barcelona y el Real Madrid en los que reinaban los malos modos.

Ahora, Mou decidió que quería revivir la pelea con otro enemigo: Rafa Benítez, el nuevo entrenador del Real Madrid. Todo comenzó con la esposa del español, quien aseguró que su marido llegó al club blanco a ‘arreglar’ lo que había dejado el ‘amigo’, en referencia a Mourinho.

Estaba claro que el técnico portugués iba a recibir preguntas al respecto, en especial porque sus respuestas siempre son ácidas, sarcásticas y en ocasiones, hasta divertidas. Y en ese afán de dar un nuevo titular para la prensa, el entrenador fue mucho más allá: ‘pues creo que ella (la esposa de Rafa Benítez) debería cuidar la dieta de su esposo así no tendría tiempo para hablar de mí’.

Habrá a quien le habrá dado risa, pero para ser un personaje público es una respuesta que podría tomarse como muy ofensiva. Benítez se comportó como un caballero y no quiso llevar el asunto más allá, al decir que él ‘solo habla de fútbol’.

Hay algo positivo en todo esto, eso sí: este tipo de batallas verbales agregan más emoción (y morbo) a los partidos. Ya hay polémica si el Chelsea y el Real Madrid se llegan a encontrar en la Champions League, lo cual es muy posible si ambos pasan de la fase de grupos.

Mourinho también acusó a Benítez de ‘destrozar’ al Inter de Milan en 2010. El portugués había ganado el triplete con el equipo italiano cuando lo fichó el Real Madrid, y Benítez fue el encargado de reemplazarlo, aunque no tuvo nada de éxito.

Hay que decir que toda esta historia viene desde hace diez años, cuando Rafa Benítez entrenaba al Liverpool y eliminó al Chelsea de la Champions League y de la FA Cup. En esa ocasión, Mou acusó al español de ser ‘incapaz’ de ganar la Premier League, a lo que Benítez respondió que el único que trabajaba bien en el Chelsea era el presidente, Roman Abramovich.

En conclusión, parece que José Mourinho está aburrido y tiene la necesidad de empezar a calentar las cosas de cara a la nueva temporada, que comenzará en las próximas semanas. Una cosa queda clara para toda la afición: ojalá que estos dos se encuentren en la Champions. No solo está el morbo de que ambos entrenaron a los dos equipos, sino que esta nueva guerra de palabras le agrega ‘sabor’ a un nuevo año de fútbol europeo.