¿Por qué te muerdes las uñas y cómo eliminar este mal hábito?

¿Por qué nos mordemos las uñas? (Foto: Dra. Pilar Pérez) 

¿Por qué nos mordemos las uñas? (Foto: Dra. Pilar Pérez) 

Comerse las uñas es un mal hábito que, además de ser poco estético, desencadena una serie de enfermedades. 

Afecciones dentales, molestias y males gastrointestinales, así como problemas emocionales se desencadenan cone este mal.  

Muchos son los remedios que las personas recomiendan como esmaltes amargos o remedios naturales como el ajo, pero no funcionan. 

Según la psicóloga Mireia Navarro, directora del centro psicológico El Teu Espai en Barcelona, España, las causas de esta manía son miedo, estrés, aburrimiento o falta de habilidades sociales.

Es una conducta automática adquirida en la infancia o la adolescencia que suele responder a una inseguridad ante una situación de tensión, que luego se vuelve un mal hábito
Mireia Navarro
, directora del centro El Teu Espai, España.

Según la experta cada uno tendría que buscar el origen de su adicción por comer uñas y decidir si seguirá o no con ella. 

Shari Lipner, profesor de dermatología de la escuela médica Weill Cornell de Nueva York, afirma que en las uñas viven miles de bacterias. 

"Al morderse las uñas esas bacterias se cuelan en el cuerpo y pueden causar náusea, diarrea, verrugas y hasta herpes, ya que pueden pasarse de la boca a los dedos y viceversa", agrega. 

La doctora María José Tribó, psicodermatóloga de la Sociedad Catalana de Dermatología de la Academia de Ciencias Médicas al tragar una porción de uña es posible desarrollar gingivitis, onicomicosis (hongos) y mala oclusión de los dientes anteriores. 

Todos aseguran que miles de jóvenes tienen serios problemas con este mal. 

ADEMÁS: 

Sergio Jiménez de 24 años, es un bartender que afirma que ha tenido muchas dificultades en su trabajo; "Me llamaron varias veces la atención por las uñas, el jefe decía que daban asco, los clientes se quedaban mirando las manos y ponían cara de pena, incluso me esquivaban para que no los rozara. Mis manos estaban limpias todo el tiempo, pero daban mala imagen. En la cocina, cuando te ven los dedos y estás preparando algo te ven como si los vas a contagiar. 

Sus dedos se deformaron, tiene padrastros, llagas en la boca y debe ir al médico frecuentemente porque se le forman bolsas de pus que debe eliminar. 

Anna Pacheco, periodista de 25 años, cuenta que ama las uñas y el pellejo, que la piel es lo mejor. "Voy acabándomelas, las repaso y mi límite es cuando me empieza a doler o me sale sangre". afirma. 

TAMBIÉN: 

Ella cuenta que ha tenido que acudir al hospital por sus uñas, me salió una inflamación aguda, que me hizo estar 5 horas en la sala de emergencia. 

Pablo Ullés, recepcionista de hotel de 25 años, cuenta que sus dientes se desgastaron, "perdí el esmalte y me ordenaron dejar el hábito de las uñas a corto plazo", su dentadura estaba muy mal por culpa de este hábito. 

* Con información de vice.com

23 de agosto de 2017, 18:08

cerrar