Las nuevas reglas de Pep Guardiola sorprenden en Inglaterra

Los métodos de Pep Guardiola están provocando sorpresas en Inglaterra. El nuevo técnico del Manchester City ya prohibió cualquier tipo de comida chatarra en el vestuario, y dejó muy claro que una sola libra de más puede dejar a un jugador fuera del equipo hasta que la pierda. 

La nueva medida que sorprendió a los medios es que Guardiola no tiene intención de reunir a sus jugadores en un hotel los días antes del partido, a menos que el choque sea en otro país, obviamente.

La costumbre en el fútbol mundial es que los equipos se junten en un hotel de su respectiva ciudad una noche o al menos varias horas antes de los partidos, pero Guardiola no lo ve así: “La gente no pasa encerrada en un hotel antes de ir a trabajar. Prefiero estar en mi casa y no en un hotel encerrado sin nada que hacer. Me voy a la cama a las diez y no tengo necesidad de comprobar si mis jugadores hacen lo mismo”, comentó. 

Esta última frase contradice a lo que hacía en el Barça, en donde determinó que cada uno de los jugadores tenía que estar en su casa a las once de la noche, aunque nunca se supo cómo hacía para comprobarlo. 

En cuanto a la medida del hotel, esta regla ya le provocó un gran problema a Guardiola.  Era diciembre de 2010 y el Barcelona tenía que viajar hacia Navarra, para jugar contra el Osasuna. Sin embargo, una huelga de trabajadores del aeropuerto canceló el vuelo y el equipo tuvo que viajar en bus. Al final, llegaron con casi una hora de retraso, y si el Osasuna hubiera reclamado, el partido podría haber terminado 3-0 en contra del conjunto azulgrana por no haberse presentado a tiempo. 

*Con información de AS

03 de agosto de 2016, 15:08

cerrar